Cómo evitar la sudoración excesiva

Actualizado: 29/09/2017

El sudor es un líquido transparente producido por las glándulas sudoríparas que se encuentran en la dermis. En nuestro cuerpo hay cerca de dos millones de estas glándulas distribuidas en casi todas las zonas.

Este líquido se compone principalmente de agua, pero también puede contener otras sustancias eliminadas de la sangre por las glándulas sudoríparas, tales como la urea, ácido úrico y cloruro de sodio.

Por otra parte, nuestro cuerpo elimina toxinas, impurezas y también grasas a través de la transpiración, aparte de sustancias de algunos alimentos (como el ajo y la cebolla) y medicamentos.

El sudor tiene la función de enfriar el cuerpo para que no se sobrecaliente. Sudando, nuestro cuerpo se deshace del exceso de calor producido por el metabolismo o por el esfuerzo muscular.

De esta manera, reduce nuevamente su temperatura a niveles normales.

Los cambios hormonales, tales como los que ocurren en la menopausia, además de ciertas alteraciones emocionales, tales como la ansiedad y el miedo, también influyen en la producción de sudor.

¿Qué es la hiperhidrosis?

El sudor es un mecanismo completamente normal. Sin embargo, el problema comienza cuando el sudor es excesivo, acompañado de mal olor y manchas en la ropa, lo que suele producir mucha vergüenza.

Cuando sudamos, las bacterias presentes en la piel metabolizan las proteínas y los ácidos grasos presentes en el sudor.

Es por eso que se producen sustancias de olor desagradable, tales como el ácido isovalérico y la androsterona.

Entre las principales causas de la sudoración excesiva están la alimentación, la genética o el uso de ciertos medicamentos.

Pero también puede ocurrir debido a otros factores tales como los desequilibrios hormonales, problemas de la tiroides y la hiperactividad del sistema nervioso simpático.

Neuro-hormonas, tales como el cortisol, secretadas en situaciones de estrés y ansiedad, interfieren con el funcionamiento de las glándulas sudoríparas.

Esto hace que aumente la transpiración, independientemente de cuál sea la temperatura exterior.

Este trastorno es denominado hiperhidrosis y puede ser localizado o generalizado.

La hiperhidrosis localizada es la que ocurre cuando hay sobreproducción de sudor en las palmas de las manos, plantas de los pies o las axilas, por ejemplo.

En la hiperhidrosis generalizada se produce un aumento de la sudoración en todo el cuerpo.

Aprende cómo evitar la sudoración excesiva

Ve a continuación nuestros tips para evitar la hiperhidrosis:

– Ten agua siempre cerca de tí

Una botella de agua en ambientes calurosos o en pleno sol es como un oasis en el desierto.

Este sencillo cambio de hábito hará que tu cuerpo esté siempre hidratado y no sudes tanto.

– Elimina la cafeína

Este compuesto no está presente sólo en el café, sino también en las gaseosas (especialmente las de cola) y en las infusiones.

Dejar de consumir cafeína traerá más alivio al problema y te hará sudar menos, sobre todo si optas por líquidos tales como zumos y agua.

– Usa ropas frescas y más holgadas

Ropa de lycra y otros materiales sintéticos agravan este problema.

Lo mejor es elegir camisas y medias de algodón que no queden pegados al cuerpo y que permitan que los poros transpiren.

Además, evita los colores muy oscuros, es mejor elegir blanco o tonos pastel.

– Mantén las axilas depiladas

Las axilas y la ingle depiladas ayudan a la evaporación del sudor y evitan el mal olor causado por las bacterias.

como evitar la sudoracion excesiva

– Elige un producto apropiado

Es preferible usar desodorantes o antitranspirantes a base de sustancias neutras, sin perfume.

Si lo que te molesta en el sudor es el olor, usa un producto que contenga un bactericida en su fórmula.

– Modifica tus expectativas

Por último, es necesario que no crees falsas expectativas con respecto a tu transpiración.

De otro modo, cuando empieces a sudar nuevamente te frustrarás, te sentirás avergonzado(a), etc.

Durante el verano, tienes que ver al sudor como algo normal, que puede molestar a cualquier persona. De esta manera, reducirás tu ansiedad.

Bien, ha sido todo por hoy. Esperamos que esta entrada sobre cómo evitar la sudoración excesiva te haya sido de utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

¿La alergia al sudor existe?

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *