Tratamiento para la Psoriasis UNGUEAL

En esta entrada conoceremos 4 tratamientos recomendados para la psoriasis ungueal, los principales síntomas de la enfermedad y cómo proteger las uñas para evitar su desarrollo.

Este tipo de psoriasis que se manifiesta en las uñas suele ocurrir en hasta el 50% de los pacientes y puede afectar a una o a todas las uñas al mismo tiempo.

Por lo general las uñas de las manos se ven más afectadas que las de los pies y, debido a su ubicación, la afección puede ser muy dolorosa.

¿Cómo tratar la psoriasis ungueal de forma casera?

Tu médico puede recetarte algunos medicamentos tópicos u orales que pueden resolver tu problema, sin embargo, también se puede mejorar bastante tratándote en casa.

1. Aceite de coco y de orégano

Cuando se sufre de psoriasis ungueal, es importante mantener las uñas y las cutículas hidratadas.

Un buen humectante natural a considerar es el aceite de coco. Además, este aceite tiene ácidos grasos que funcionan como fungicidas naturales.

Aplícate un poco de aceite de coco en las uñas, cutículas y la piel muerta en la base de las mismas. Repite el procedimiento varias veces al día.

(Sigue más abajo…)

Fíjate en esto:

Alternativamente, puedes usar una mezcla de aceite de coco y de orégano.

Ingredientes:

  • 3 ó 4 gotas de aceite de orégano,
  • 1 cucharada de aceite de coco.

Preparación:

Derrite el aceite de coco y mézclalo bien con el de orégano.

Cómo usar:

Masajea un poco de la mezcla de aceite en las uñas infectadas.

Déjala actuar durante 10 minutos, luego enjuágate con agua tibia y sécate bien dándote suaves palmaditas.

Basta de Psoriasis

Haz este tratamiento dos veces al día durante dos o tres semanas, según sea tu necesidad.

2. Gel de aloe vera

La psoriasis en las uñas a menudo conduce a uñas secas y quebradizas, que se pueden tratar con aloe vera. La sábila es un remedio natural de los más populares, pues ofrece muchos beneficios.

En este caso, sus propiedades regeneradoras pueden ayudarte a mejorar la piel afectada y a nutrir las uñas profundamente. De esta forma, evitarás su descamación y sentirás una sensación de alivio.

Además, el gel de aloe vera ayuda a reponer y retener la humedad en la piel, previniendo así la formación de grietas y el enrojecimiento de las uñas.

Por otra parte, tiene compuestos que combaten la inflamación y refuerzan el sistema inmunológico.

Ingrediente:

  • 1 hoja de sábila (aloe vera).

Preparación:

Corta la hoja de sábila de forma longitudinal y extrae el gel (cristal) con ayuda de una cuchara.

Cómo usar:

Aplícate el gel en los lechos ungueales y en las áreas circundantes.

Déjatelo puesto hasta que sea completamente absorbido por la piel.

Repite la aplicación 3 ó 4 veces al día.

Alternativamente puedes pasarte sobre la superficie de las uñas afectadas un poco de crema de sábila y dejarla que actúe por 30 minutos.

Luego lávate y sécate muy bien para quitarte toda la humedad.

3. Aceite del árbol del té

Las infecciones micóticas son un efecto secundario común de la psoriasis de uñas.

Es bastante frecuente la presencia de hongos en las uñas ya debilitadas, lo que acaba engrosando las mismas y empeorando aún más la psoriasis.

Para reducir el riesgo de tales infecciones, nada mejor que el aceite del árbol del té.

Debido a sus potentes propiedades fungicidas, bactericidas, antisépticas y antiinflamatorias, este aceite ayuda a combatir los microorganismos y hongos que causan las infecciones.

Ingredientes:

  • 5 ó 6 gotas de aceite del árbol del té,
  • 1 tazón lleno de agua tibia.

Preparación:

Pon las gotas de aceite en el tazón de agua tibia y mézclalo bien.

Cómo usar:

Remoja las uñas en la solución durante 15 minutos y luego sécate bien con palmaditas.

Haz esto dos veces al día.

Alternativamente también puedes aplicarte todos los días una crema antihongos.

Recuerda que este tratamiento curará la infección, pero no la psoriasis.
Psoriasis ungueal

Uñas de las manos afectadas por la psoriasis

4. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es otro buen remedio natural para la psoriasis de uñas.

Ayuda a restaurar el equilibrio natural del pH de la piel y previene las infecciones por hongos.

Además, ayuda a prevenir que una infección existente se propague y mantiene los síntomas a raya.

4.1. Uso interno

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana orgánico,
  • 1 vaso de agua.

Preparación:

Sólo debes mezclar el vinagre con el agua.

Cómo usar:

Bebe un vaso de la mezcla dos veces al día.

4.2. Uso externo

Ingredientes:

  • 1 parte de vinagre de sidra de manzana,
  • 3 partes de agua tibia.

Preparación:

Pon el vinagre junto con el agua tibia en un tazón y mézclalo bien.

Cómo usar:

Remoja las uñas en la solución durante 10 a 15 minutos.

Cuando esté listo, sécate las uñas completamente.

Haz este tratamiento una vez al día durante unas semanas, mientras sea necesario.

Manteca de Karité

La manteca de Karité es un excelente remedio casero para las uñas

5. Manteca de Karité

La manteca de karité funciona como un gran humectante para uñas secas y quebradizas.

Contiene vitaminas A y E, así como ácidos grasos esenciales que ayudan a mantener las uñas y la piel circundante hidratada.

También puede prevenir la acumulación de la sustancia calcárea debajo de las uñas.

Cómo usar:

Ante de acostarte, frótate una pequeña cantidad de manteca de karité sobre las uñas.

Déjatela puesta toda la noche.

A la mañana siguiente, lávate y sécate muy bien.

Repite la operación diariamente mientras sea necesario.

6. Aceite de baño

Puedes mejorar el aspecto de las uñas afectadas con este sencillo tratamiento casero.

Ingredientes:

  • un poco de aceite de baño,
  • una palangana llena de agua caliente.

Preparación:

Vierte el contenido de tres tapas de la botellita de aceite dentro del agua caliente y mézclalo bien.

Cómo usar:

Sumerge tus dedos en la palangana durante 20 minutos.

Luego, sécatelos con cuidado y aplícate una crema humectante en las uñas.

7. Pomada de calcipotriol

El calcipotriol es un derivado de la vitamina D probadamente efectivo en el tratamiento de la psoriasis.

Cómo usar:

Pásate un poco de pomada de calcipotriol sobre los pliegues de las uñas afectadas.

Repite la aplicación diariamente mientras lo necesites.

Alternativamente puedes usar un corticosteroide tópico (pomada o gel) antes de irte a la cama, envolviéndote las uñas afectadas con celofán hasta la mañana siguiente.

¿Cuál es la mejor manera de protegerte las uñas?

Para finalizar, queremos darte algunos consejos para que protejas tus uñas y te prevengas de esta enfermedad:

– Mantén tus uñas secas

En primer lugar, debes tratar de mantener las uñas lo más secas que puedas, ya que la humedad aumenta el riesgo de infección.

Cuando te laves las manos, sécate cuidadosamente las puntas de los dedos con una toalla de papel para absorber la humedad que puede introducirse debajo de la uña.

– ¡Cuidado con las infecciones!

Si la piel alrededor de la uña se hincha más que lo normal, tu médico deberá revisarla para ver si se infectó.

Cabe señalar que los gérmenes pueden ser transferidos de otras partes del cuerpo a través de la acción de rascado.

Psoriasis en la uñas

Aprende a proteger tus uñas de la psoriasis

– Protege tus manos

Usa guantes de goma o de vinilo cuando necesites trabajar con tus manos en el agua.

Si algo te entra debajo de la uña, sácatelo con un instrumento suave en lugar de utilizar un objeto metálico puntiagudo.

– Córtate las uñas

Las uñas psoriásicas largas son frágiles y tienen más probabilidades de romperse al rozar con ciertas superficies, lo que empeorará las cosas aún más.

Si tienes esta condición, mantenlas cortas y cuidadas para evitar más complicaciones.

No obstante, no es recomendable que te las limes.

¿Cuáles son los síntomas de la psoriasis en las uñas?

La ruptura del proceso de queratinización resulta en una aceleración de la tasa de crecimiento de las uñas, lo que cambia por completo su aspecto físico.

Especialmente en los niños, esa puede ser la única zona afectada al principio de la enfermedad.

Las personas que tienen psoriasis hace varios años pueden tener un mayor riesgo de tener lesiones ungueales que aquellas que desarrollaron la enfermedad más recientemente.

Los principales síntomas son los siguientes:

  • Placa salmón o amarillenta (decoloración) que aparece debajo de la placa de la uña.
  • Aspecto con huecos, por la pérdida de células de queratina.
  • Líneas de Beau, surcos o estrías longitudinales sobre la uña.
  • Hiperqueratosis subungueal, engrosamiento de la piel bajo la uña que puede hacer que se separe de la matriz.
  • En muchos casos, la uña puede levantarse fácilmente y separarse del dedo.
  • Leuconiquia, zonas blanquecinas y opacas de la uña.
  • Onicodistrofia, desmenuzamiento de la placa de la uña.
  • Onicomicosis. La uña se vuelve más gruesa y en su superficie aparecen pequeños hoyuelos, dejándola de forma similar a un dedal.

En general, la uña pierde su color y se vuelve frágil o astillada, pudiendo ser totalmente desplazada o destruida.

La inflamación también puede extenderse bajo la uña y, en estos casos, la cicatrización se vuelve más difícil, porque las lesiones no están en contacto con el aire. 

Se cree que las personas con psoriasis generalizada son más propensas a desarrollar la enfermedad en las uñas.

Sin embargo, los pacientes pueden padecer psoriasis grave de las uñas sin otras lesiones serias en la piel.

De hecho, esto no es una regla, a veces la uña puede ser el único lugar que sufra lesiones, pero también puede haberlas en otras partes del cuerpo.

Se sabe que la gran mayoría de los pacientes que desarrollan la psoriasis en la uña, futuramente también pueden padecer psoriasis reumatoide, una de las formas más graves de la enfermedad.

Advertencias y precauciones

Si bien la mayor parte de las medicinas naturales son seguras cuando se usan de forma adecuada, algunas podrían presentar algún efecto no deseado si se usan incorrectamente.

Además, los principios activos de algunas plantas medicinales pueden interactuar con los de los fármacos.

O sea, los remedios caseros podrían no ser del todo seguros si se usan mal y sin la orientación de un profesional.

Por otra parte, antes de usar un medicamento farmacéutico, es recomendable que hables siempre con un médico.

La mayoría de los mismos tienen efectos secundarios y contraindicaciones. Además, es común que algunos fármacos tengan interacción con otros.

Más tips e informaciones

Recomendamos que también veas estas entradas:

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre la psoriasis ungueal te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

Sigue conociendo más sobre la psoriasis.
Si te gustó, ayúdanos a que llegue a más personas pulsando uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!
Cargando...

SOBRE EL AUTOR

Carlos SellerCarlos Seller

NATURÓLOGO Y NUTRICIONISTA

Fundador y Director de TuSaludTotal.com, con más de 15 años de experiencia clínica.
Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Está al tanto de las tendencias y de los nuevos desarrollos en el área de la salud y el bienestar. 
Espera ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida informándote acerca de las mejores opciones de tratamientos disponibles.
Puedes consultar su biografía completa aquí.
LinkedIn

10 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!