Qué son y por qué salen las hemorroides

Actualizado: 30/10/2017

El día de hoy veremos qué son y por qué salen las hemorroides, o mejor dicho, por qué se manifiesta la enfermedad hemorroidal, uno de los trastornos más frecuentes y molestos que existen.

Antes de empezar, es mejor que aclaremos lo siguiente: en verdad todos tenemos hemorroides, pues son plexos o almohadillas que contienen los vasos sanguíneos (vasos hemorroidales) presentes en el canal anal.

Dichos plexos tienen la finalidad de continencia de las heces.

Podemos hablar de enfermedad hemorroidal (conocida simplemente como hemorroides o incluso almorranas) cuando las venas presentes en dichos plexos se inflaman y dilatan.

Se estima que más de la mitad de la población sobre la edad de 50 años padezca esta condición en diversos grados.

Raramente es grave, pero en ciertos casos puede estar acompañada de problemas más serios, tales como una fisura anal o el cáncer rectal, por ejemplo.

Por ese motivo, requieren un diagnóstico médico y un tratamiento adecuado.

Tipos y grados de hemorroides

Cuando se localizan alrededor del ano, se denominan hemorroides externas.

Cuando están dentro del ano y en la parte inferior del recto, son conocidas como hemorroides internas.

Cabe destacar que ambos tipos de hemorroides, externas e internas, pueden coexistir.

Por otra parte, en función del nivel del prolapso que tengan (su externalización a través del ano), las hemorroides pueden ser clasificadas en cuatro grados:

  • Grado I: no prolapsan a través del ano.
  • Grado II: prolapsan, pero su reducción, es decir, la vuelta a su posición original, es espontánea.
  • Grado III: prolapsan y su reducción sólo se logra manualmente.
  • Grado IV: prolapsan y su reducción no es posible.

Las hemorroides inflamadas representan un trastorno muy común y su prevalencia es bastante similar en hombres y mujeres, siendo más alta entre los 45 y los 65 años.

¿Por qué salen las hemorroides?

Antes de comenzar un tratamiento, es de fundamental importancia que conozcas los factores que causan la inflamación de las hemorroides.

Si logras identificar aquéllos que te las originaron, podrás intentar corregirlos para resolver por lo menos parcialmente tu problema y no empeorarlo aún más.

Un factor común de desarrollo de la enfermedad hemorroidal es la posición del cuerpo.

Esto es especialmente cierto cuando permanecemos sentados por mucho tiempo, en que toda la sangre por encima del recto ejerce presión en la zona rectal o anal.

Las causas pueden ser muchas, sin embargo, entre las más comunes pueden destacarse las siguientes:

  • el estreñimiento, asociado con el esfuerzo durante la defecación;
  • la diarrea crónica, con la expulsión continua de heces sueltas;
  • prender las heces con frecuencia, evitando defecar cuando el organismo nos avisa;
  • el esfuerzo excesivo en el momento de la evacuación;
  • permanecer de pie o sentado(a) durante períodos prolongados de tiempo;
  • el embarazo y el parto;
  • la predisposición hereditaria;
  • la mala dieta, beber poca agua e ingerir pocas fibras;
  • levantar demasiado peso;
  • la cirrosis y la hipertensión portal (presión alta en la vena porta hepática);
  • la obesidad;
  • el hábito de fumar;
  • el sexo anal;
  • permanecer largos períodos de tiempo sentado en el inodoro.

No obstante, hay pacientes en que no se presentan estos factores de riesgo y asimismo desarrollan la enfermedad. 

Con respecto al último factor mencionado anteriormente, hay quienes piensen que el diseño de los inodoros podría desencadenar la inflamación de las hemorroides.

Por supuesto que es sólo una teoría, no obstante, el hábito de defecar en cuclillas, muy común en el Medio Oriente y Asia, se asocia con una menor incidencia del problema.

Por el contrario, defecar sentado, como la mayoría de los occidentales suele hacerlo, parece aumentar su incidencia.

¿Cuáles son las principales consecuencias y complicaciones de la enfermedad hemorroidal?

Independientemente de la causa y los factores de riesgo, los tejidos de la pared del recto y del canal anal sufren un importante estiramiento que interfiere en su función de apoyo y cambia su posición fisiológica.

Además, esto favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, cuyas paredes se vuelven más delgadas.

Como resultado, ocurre un aumento de la presión en los vasos hemorroidales situados en la pared del recto y del canal anal.

Estos vasos debilitados y dilatados sobresalen del recto y del canal del ano. Dentro de los mismos, la circulación de retorno se ve comprometida, lo que favorece aún más su dilatación, la estasis venosa y la formación de coágulos.

por que salen las hemorroides

Por lo general las hemorroides no presentan complicaciones demasiado graves, pero sí muy molestas:

– Dolor: un coágulo de sangre dentro de las hemorroides puede causar un fuerte dolor, necesitando atención médica inmediata.

– Hemorragias: las hemorroides sangrantes (internas) suelen presentar un cierto sangrado de color rojo vivo en el momento de la evacuación, pero sin causar dolor.

– Comezón e irritación: las hemorroides internas segregan un líquido blanquecino que suele causar comezón e irritación en la zona anal.

Sin embargo, en ciertos casos sí puede haber complicaciones más serias, como puedes verlo en este otro artículo.

El diagnóstico médico

Aparte del historial clínico y el examen físico, los restantes procedimientos utilizados por el médico para el diagnóstico de la inflamación de hemorroides pueden variar, dependiendo de si son internas o externas.

El diagnóstico de las hemorroides externas puede ser realizado mediante la simple observación.

En cambio, el de las internas necesita el toque rectal y, así mismo, puede no ser concluyente.

En este caso, para confirmarlo puede ser necesario llevar a cabo algunas pruebas auxiliares, tales como una anoscopia, rectoscopia, sigmoidoscopia o colonoscopia.

Algunos de dichos exámenes también permiten eliminar la posibilidad de otras causas de los síntomas.

Advertencias:

Busca siempre ayuda médica urgente cuando presentes los siguientes signos:

  • Sangrado anal intenso, con o sin heces (hemorroides sangrantes);
  • Sangrado anal por más de 1 semana (idem);
  • Endurecimiento de las hemorroides (coágulos).

Conclusión

Resumiendo, las hemorroides son un trastorno muy frecuente que, en sus grados iniciales, suele ser resuelto por la misma persona con un tratamiento casero o con ayuda médica, pero de forma muy sencilla.

Sin embargo, en los casos más graves y avanzados, en que ningún otro método de resultado, puede ser necesario realizar una cirugía

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que esta entrada sobre qué son y por qué salen las hemorroides te haya sido de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las hemorroides.

Los factores que causan las hemorroides.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...
255 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *