Los baños de asiento para hemorroides inflamadas

Actualizado: 12/01/2018

Los baños de asiento pueden ser excelentes no sólo para aliviar los síntomas de las hemorroides inflamadas, sino también para mantener limpia la zona anal y reducir la irritación.

Las hemorroides suelen dar bastante comezón; para disminuirla, es fundamental mantener limpia toda la zona afectada.

Sin embargo, es importante que no hagas esta higiene con papel higiénico o pasándote una toalla, porque podrías aumentar la irritación.

Una forma de hacerlo adecuadamente es dándote suaves palmaditas con una toalla húmeda y tibia o con una toallita para bebé.

baños de asiento para hemorroides

Si las hemorroides te duelen demasiado al tocarlas, es mejor que te laves la zona suavemente mientras estás en un baño de asiento.

¿Cómo hacer baños de asiento para hemorroides inflamadas?

Veamos ahora lo que será necesario y todos los pasos que debes seguir para hacerte el baño de asiento de forma correcta y efectiva.

– ¿Qué necesitarás?

En muchas farmacias venden asientos especiales que pueden ser colocados en el inodoro.

Sin embargo, una tina o palangana normal también te servirá.

Si lo deseas puedes utilizar sólo agua pura.

Pero para aumentar el alivio, también puedes agregarle un poco de sal o bicarbonato de sodio, o incluso un puñado de plantas tales como la salvia, corteza de roble, milenrama, cola de caballo, malva, hamamelis o manzanilla.

– ¿Cómo realizar el procedimiento?

El procedimiento es en verdad muy sencillo.

Se trata de sumergir la zona afectada en agua tibia durante 10 a 15 minutos, tres veces al día.

En verdad te resultará más efectivo si hierves el agua previamente y le agregas un puñado de las plantas mencionadas en el apartado anterior.

No obstante, recuerda que siempre debes esperar a que se baje un poco la temperatura antes de realizar el baño. La temperatura ideal es entre los 30 y los 40 ° C, pues es aproximadamente la misma del cuerpo humano.

Artículos complementarios:

Una buena recomendación para evitar quemaduras es que la pruebes primero con el dorso de la mano.

Atención: nunca le agregues al agua perfumes, burbujas, aceites o sales, porque pueden aumentarte aún más la irritación.

Tampoco uses productos tales como un jabón de tocador para lavarte la zona anal.

Una vez terminado el baño de asiento, sécate bien dándote leves palmaditas con una toalla suave y absorvente. También se pueden usar toallitas desechables.

Aplícate una buena cantidad de talco sobre la zona para mantenerla siempre seca.

Alternativamente, puedes aplicarte un gel de aloe vera, que te ayudará bastante a mejorar la irritación.

Eso es todo, sólo te faltará lavar bien el recipiente que hayas utilizado para que quede pronto para el próximo baño de asiento.

Consejos finales

Es importantísimo que no te toques la zona afectada hasta que se sane por completo, porque podrías empeorar la irritación.

No es recomendable que uses este procedimiento diariamente por más de una semana, para que no te dañe la piel.

Recuerda que debes seguir todas las instrucciones que te proporcionamos para que tengas un buen resultado.

Esperamos que estas informaciones y consejos sobre los baños de asiento para hemorroides inflamadas te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas más abajo.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las hemorroides.

Las hemorroides trombosadas.

¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *