Hidroterapia para las Várices: ¡Descubre el Poder del Agua!

En esta entrada conocerás las 4 técnicas de hidroterapia para las várices más utilizadas y cómo realizar este procedimiento en casa de una manera muy sencilla.

La hidroterapia es una antigua técnica muy eficaz para combatir varios problemas de salud y se puede usar para tratar las várices con muy buenos resultados.

En esta terapia alternativa se emplea agua a distintas temperaturas, en estado líquido, gaseoso (vapor) o sólido (hielo), ejerciendo presiones de diferente intensidad.

Sigue leyendo y descubre todo sobre cómo funciona esta técnica que usa el poder del agua para mejorar las várices.

La hidroterapia es un excelente tratamiento alternativo para las várices

Por lo general se alterna el uso de agua caliente y fría en forma de baño o chorros a presión que se aplican sobre las diversas zonas a ser tratadas.

En primer lugar, el agua caliente ayuda a dilatar los vasos sanguíneos que se encuentran bajo la piel. De esta manera, se logra facilitar la circulación de la sangre.

Mientras tanto, el empleo de agua a baja temperatura causa el efecto contrario. O sea, es estimulante y hace que los vasos sanguíneos superficiales se contraigan, reduciendo así las venas varicosas y favoreciendo la circulación de la sangre en el interior de los órganos.


Relacionadas

Ventajas de la hidroterapia para várices

¿Cómo se mejoran las várices con ayuda de la hidroterapia?

A continuación puedes ver las cuatro técnicas de hidroterapia que funcionan y se utilizan con más frecuencia para esta finalidad:

1. Chorros de burbujas

En esta técnica se aplican  chorros de agua sobre las zonas afectadas .

La presión no debe ser demasiado fuerte para no dañar las venas afectadas, solo lo suficiente para relajar los músculos.

En verdad este método representa uno de los mejores tratamientos para curar todo tipo de problemas circulatorios.

2. Baños o duchas de agua caliente

La  aplicación de agua caliente es excelente para relajar los músculos , lo que colabora para mejorar la circulación de la sangre. Además, ayuda a desintoxicar el cuerpo. A propósito, las aguas termales son ideales para mejorar las várices.

Para un beneficio extra, es altamente recomendable que, antes de la ducha o el baño, se frote el cuerpo con sal marina.

De este modo, se lograr eliminar todo tipo de impurezas retenidas en la piel, lo que mejorará mucho más su textura luego del baño o la ducha caliente.

3. Baños o duchas de agua fría

Al contrario del caso anterior,  uno de los beneficios de bañarse o ducharse con agua fría es su poder estimulante .

El agua fría es buena para mejorar la circulación sanguínea de los órganos internos, pero al mismo tiempo reduce el calibre de los vasos próximos de la superficie de la piel.

Por ese motivo, estos baños son ideales para reducir las inflamaciones y los hematomas. Como la aplicación de agua fría en las piernas ayuda en la constricción de las venas más superficiales, es muy buena para mejorar las várices.

4. Baños o duchas alternas

Por último, este tipo de hidroterapia consiste en  alternar los baños o duchas de agua caliente con los de agua fría .

Se comienza con los de agua caliente para luego finalizar con los de agua fría.

De esa manera, se obtienen los beneficios de ambos tipos:

  • por un lado, con el agua caliente se favorece la relajación de los músculos;
  • por otro, con el agua fría se estimula y tonifica la circulación de la sangre y la linfa.

Después del último baño con agua caliente, debe realizarse un masaje para eliminar todas las impurezas de los poros que se han dilatado por la acción del calor.

Para terminar, es necesario darse un baño de agua fría, pues así los poros se cerrarán nuevamente y volverán a su tamaño normal.

Ve cómo es la hidroterapia para las várices

¿Cómo hacer la hidroterapia para las várices en casa?

Por supuesto que esto no es lo mismo que realizar el procedimiento en un local especializado, pero asimismo obtendrás varios de los beneficios que proporciona.

Para utilizar esta técnica en tu propia casa de una forma sencilla, necesitarás dos cubos (baldes) plásticos que tengan la altura suficiente como para que puedas sumergir tus piernas hasta la altura de las rodillas.

El procedimiento es bastante similar al de los baños o duchas que hemos mencionado en el apartado anterior.

No obstante, como de este modo no lograrás utilizar la técnica de los chorros de burbujas (a no ser que tengas una bañera con este recurso en casa), deberás usar los métodos explicados en los puntos 2, 3 y 4.

Por último, queremos decirte que, si por algún motivo no puedes usar este procedimiento, también podrás beneficiarte de la aplicación de fomentos de agua caliente y también compresas de agua fría.

¿Qué dice la ciencia sobre la hidroterapia?

En un estudio realizado por el Departamento de Medicina Física y Rehabilitación, de la Universidad de Viena, Austria, se evaluó la posible efectividad de la hidroterapia para mejorar las várices.

En dicho estudio, que duró 3 ½ semanas, 61 pacientes que sufrían de varicosidad primaria fueron divididos en dos grupos: uno que recibía hidroterapia regular y el otro que no recibía tal tratamiento.

La evaluación objetiva de la competencia venosa mostró un beneficio aparentemente mayor en el grupo control con respecto al tiempo de llenado venoso utilizándose la reografía de reflexión de la luz.

Sin embargo, los cambios en el volumen de las piernas indicaron una reducción más fuerte y persistente en el grupo experimental.

Lo mismo se aplicó a las circunferencias del tobillo y la pantorrilla, que se redujeron significativamente solo en los pacientes tratados con hidroterapia.

Además, algunos de los síntomas mostraron mejorías significativamente más frecuentes en este grupo.

En conclusión, este estudio controlado probó que la hidroterapia puede ayudar a los pacientes que sufren de venas varicosas primarias, una noción que anteriormente se afirmaba con frecuencia pero que hasta ese momento no se había verificado científicamente.

¿Qué es la hidroterapia? (Vídeo)

En este vídeo, el Dr. José Luis Pereznegrón Alanis, especialista en Medicina Física y Rehabilitación, nos habla sobre la hidroterapia y los distintos tipos que existen:

Preguntas Frecuentes

- ¿Qué tipo de beneficios puede ofrecer la hidroterapia?

La hidroterapia puede ofrecer varios beneficios, como alivio del dolor y la inflamación, relajación muscular, mejora de la circulación sanguínea, reducción del estrés, fortalecimiento muscular, mejora de la movilidad articular y rehabilitación después de lesiones.

- ¿Para quién es adecuada la hidroterapia?

La hidroterapia es adecuada para una amplia gama de personas, incluyendo aquellas con afecciones musculoesqueléticas, problemas de articulaciones, lesiones deportivas, artritis, fibromialgia, estrés crónico y problemas circulatorios.

- ¿Existen contraindicaciones para la hidroterapia?

No se recomienda para personas con infecciones de la piel, enfermedades contagiosas, fiebre alta, presión arterial inestable, insuficiencia cardíaca descompensada o problemas respiratorios graves. También es importante tener precaución si se tienen problemas de sensibilidad al frío o al calor extremos.

- ¿Cuánto tiempo dura una sesión de hidroterapia?

La duración de una sesión puede variar dependiendo de la persona y el tipo de tratamiento. Por lo general, va desde 15 minutos hasta 1 hora. Sin embargo, es recomendable seguir las recomendaciones del terapeuta o profesional de la salud que esté supervisando el tratamiento.

- ¿Qué precauciones de seguridad se deben tomar durante la hidroterapia?

Es importante asegurarse de que el entorno sea seguro y libre de riesgos de resbalones o caídas, evitar sumergir la cabeza bajo el agua si no se recomienda, y respetar las indicaciones y limitaciones dadas por el terapeuta o profesional de la salud.

Otros tratamientos

Te recomendamos que veas las informaciones y consejos que compartimos en estas otras entradas:

Bien, esto ha  sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre las técnicas de hidroterapia para las várices te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

¿TE GUSTÓ? AYÚDANOS A QUE LLEGUE A MÁS PERSONAS:

OTRAS PERSONAS ESTÁN VIENDO:

SOBRE EL AUTOR:

Carlos SellerCarlos Seller
Fundador y Director de TuSaludTotal.com, Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Puedes ver su biografía pulsando aquí.
error: El contenido está protegido.