¿Cuáles Son los SÍNTOMAS de Hemorroides Externas e Internas?

En este artículo veremos cuáles son los principales síntomas de hemorroides, así sean externas o internas. Conoceremos las diferencias entre los signos característicos de cada uno de los dos tipos de esta afección.

La aparición de este trastorno suele estar relacionada con la manifestación de algunos signos fácilmente identificables, que pueden tener sus particularidades en virtud del tipo del mismo.

De todos modos, es importante destacar que las hemorroides no siempre causan síntomas, así que es posible que no te des cuenta si las tienes inflamadas, especialmente si están en sus comienzos.

¿Cuáles son los síntomas de hemorroides externas?

Necesitas estar atento(a) a los signos que presenta este trastorno. Cuando las venas anales están inflamadas, suelen causar dolor y ciertas molestias características.

Las hemorroides externas se manifiestan fuera del ano, por lo tanto son visibles.

Estos son sus signos más frecuentes:

1. Nódulos anales

Es común que aparezcan nódulos duros y sensibles o una especie de bolitas en la zona anal. Se trata de venas dilatadas que salen a través del ano.

Hemorroides Control

Son visibles y perceptibles como nódulos oscuros que sobresalen alrededor del orificio anal.

Por lo general se deben al esfuerzo intenso realizado durante la defecación, especialmente en las personas que sufren de estreñimiento, pero también pueden ser causadas por el levantamiento de objetos muy pesados.

La hinchazón e inflamación de la zona anal es bastante común en estos casos.

(Continúa enseguida…)

Fíjate también en esto:

2. Dolor y molestias

¿Has sentido algún dolor o molestias en la zona? Por lo general se manifiestan al caminar, al sentarse o cuando se está evacuando. Si son constantes, es probable que sea una hemorroide externa.

Como la piel que las cubre es muy sensible, suelen ser bastante dolorosas. Sin embargo, sólo cuando se lesionan podría ocurrir una hemorragia, dejando visible la presencia de sangre de coloración roja brillante en la zona.

3. Coágulos obstructivos

Cuando se forman coágulos de sangre obstructivos (hemorroides obstructivas o trombosis hemorroidal), el dolor puede ser verdaderamente muy fuerte.

Los síntomas repentinos de las hemorroides externas incluyen la rápida aparición de un bulto anal doloroso conocido como hemorroide trombosada.

Esto ocurre cuando un vaso sanguíneo hemorroidal se lesiona y desarrolla uno o más coágulos sanguíneos (trombos).

La trombosis a menudo puede tener la apariencia de un bulto púrpura liso del tamaño de una uva inmediatamente en la abertura anal.

Es importante que no lo confundas con una verruga anal, pues su aspecto es diferente. Si tienes dudas, es mejor que te hagas examinar por un médico.

Por otra parte,  es muy frecuente el dolor anal más o menos intenso al sentarse y puede aumentar bastante durante la evacuación .

4. Posible incontinencia fecal

Para finalizar, cabe destacar que en ciertos casos las hemorroides de grados III y IV pueden estar asociadas con la incontinencia fecal.

¿Qué signos tienen las hemorroides internas?

Las hemorroides internas ocurren dentro del recto y no son visibles, excepto cuando por algún motivo prolapsan (salen) a través del ano, como veremos más adelante.

Al ser internas, no suelen ser dolorosas, porque en el recto hay muy pocos nervios sensibles al dolor. La excepción es si prolapsan y/o cuando coexiste trombosis hemorroidal.

A continuación puedes ver sus principales síntomas:

1. Sangrado

Este es uno de los síntomas más comunes de las hemorroides internas y uno de los primeros a ser detectados. La mayoría de las personas que tienen este trastorno notan el sangrado anal mientras usan el baño.

El esfuerzo asociado con la defecación y la salida de las heces puede causar daños a la superficie de las venas hemorroidales, con su consiguiente hemorragia.

Esto se manifiesta con la aparición de sangre de color rojo vivo en las heces, en el agua del inodoro, en el papel higiénico o incluso en la ropa interior.

Las hemorroides internas son una protuberancia dentro del canal anal, que está recubierto con membranas mucosas delgadas y muy delicadas. Cuando la hemorroide comienza a hincharse, el tejido que la recubre se vuelve más delgado.

Esta hinchazón deja la vena más cerca de la superficie de la membrana mucosa, aumentando así el riesgo de sangrado, especialmente al defecar.

Cuando vayas al baño, fíjate en el papel higiénico si hay sangre de color rojo vivo.

2. Comezón

La comezón anal es otro signo común para la mayoría de las personas que sufren de hemorroides internas.

Las hemorroides internas se irritan fácilmente.  En un intento por calmar la irritación, el cuerpo comienza a segregar una especie de flujo incoloro o blanquecino .

Eventualmente, este flujo llega a la piel externa alrededor del ano, se seca y da mucha comezón, hasta un punto en que se vuelve insoportable. Además, puede ocasionar prurito anal.

No sólo es extremadamente incómodo, sino que también suele permitir que pequeñas cantidades de líquido intestinal y materia fecal se escapen, lo que causa aún más irritación en la zona.

Algo que debes tener en cuenta es que nunca debes rascarte la zona anal, pues esto sólo empeorará la picazón.

Siempre debes limpiarte el área suavemente. A propósito, usa papel higiénico sin aroma o toallitas húmedas premedicadas y siempre lleva ropa interior holgada.

Síntomas de hemorroides
Los signos de las hemorroides internas y externas

3. Evacuaciones intestinales incompletas

Otro síntoma que las personas experimentan cuando tienen hemorroides internas son las deposiciones incompletas.

Es decir, no es raro que sientan como si todavía necesitaran evacuar más, aunque recién hayan terminado de hacerlo.

Cuando la hemorroide se vuelve demasiado grande, la materia fecal tendrá más dificultad para salir por completo, haciendo las deposiciones más prolongadas.

Esta dificultad puede conducir a una infección, pues cuando la materia fecal se acumula alrededor de la protrusión, puede filtrarse en las heridas abiertas en el área anal.

Por esta razón, es fundamental mantener la zona limpia en todo momento.

4. Posible prolapso

A medida que las hemorroides internas progresan, puede aparecer un bulto blando en la abertura del ano. Sin embargo, este bulto aparecerá y desaparecerá al azar.

El prolapso puede ocurrir cuando se hace demasiado esfuerzo. En ese caso pueden quedar visibles y ocasionar bastante dolor, sin embargo, siempre vuelven a su posición original.

El prolapso se puede identificar con una simple inspección.  Si el tejido se siente húmedo y blando, es probable que tengas una hemorroide prolapsada .

De acuerdo a la etapa en que se encuentre, se retraerá o no, luego de haber prolapsado.

Puedes conocer más sobre las fases o grados de las hemorroides aquí.

Las hemorroides prolapsadas son graves y exigen una consulta médica urgente.

¿Qué signos suele presentar la enfermedad hemorroidal? (Vídeo)

En este vídeo, el Dr. Billy Jiménez Bobadilla, proctólogo, nos explica cuáles son los signos más comunes de una inflamación hemorroidal:

Cuando se presenta dolor y sangrado, ¿es necesario buscar atención médica?

Sí. Esto es siempre necesario aunque se sepa (o por lo menos se desconfíe) que los síntomas se deben a las hemorroides.

De hecho, la presencia de sangre en las heces es un signo común a otras enfermedades o trastornos del tracto digestivo.

Entre los mismos pueden mencionarse: el cáncer colorrectal, la diverticulitis, ciertas infecciones intestinales e incluso la fisura anal.

Por este motivo, un caso de hemorragia siempre debe ser investigado por un coloproctólogo o un cirujano colorrectal, pues es la única forma de tener un diagnóstico correcto.

Más información que te ayudará

Recomendamos que veas las informaciones que compartimos en estos otros artículos:

Bien, por el momento ha sido todo. Esperamos que estas informaciones sobre los síntomas de las hemorroides internas y externas te sean de bastante utilidad.

Y no olvides que, si presentas sangrado, será necesario que acudas al médico lo más rápido posible para que te examine y confirme el diagnóstico.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

✅ Si deseas leer más artículos parecidos a este, te recomendamos que entres en nuestra categoría de las hemorroides.
¿TE GUSTÓ? AYÚDANOS A QUE LLEGUE A MÁS PERSONAS:

Cargando…

OTRAS PERSONAS ESTÁN VIENDO

Más de 50.000 personas no pueden estar equivocadas.

Deja tu correo y recibe contenidos antes de todo el mundo:

SOBRE EL AUTOR
Carlos SellerCarlos Seller
Fundador y Director de TuSaludTotal.com, Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Espera poder ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida informándote acerca de las mejores opciones de tratamientos disponibles.
Puedes ver su biografía aquí o su Perfil en LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.