Condiciones más Comunes en la Zona Ocular

En este artículo conoceremos cuatro de las condiciones más comunes en la zona ocular, con sus respectivas causas, síntomas y tratamientos.

Lo cierto es que hay decenas de enfermedades que pueden afectar a la visión del ser humano, sin embargo, algunas de ellas son bastante raras.

Mientras que en algunos casos los problemas pueden surgir poco después del nacimiento, la mayoría de las veces se producen debido a un traumatismo, una lesión, una enfermedad crónica o simplemente el envejecimiento natural del cuerpo.

Cuatro de las condiciones más comunes en la zona ocular

Hay ciertos problemas oculares que afectan a una gran parte de la población, como los que te presentamos a continuación.

La hipermetropía es uno de los trastornos más comunes en la zona ocular

1. Hipermetropía

Es un error de refracción caracterizado por afectar en especial a la visión de cerca.

En este caso, la imagen visual formada es proyectada detrás de la retina.

Puede originarse en función de una menor longitud del globo ocular o una menor curvatura de la córnea o del cristalino.


Relacionadas

– Causas

En la mayoría de los casos la hipermetropía tiene origen congénito.

– Tratamiento

Puede corregirse con gafas de lentes positivas, lentes de contacto o cirugía.

2. Miopía

Es un error de refracción bastante frecuente caracterizado por afectar a la visión de lejos.

La imagen visual no se enfoca directamente en la retina, sino delante de la misma.

Puede originarse en función de una mayor longitud del globo ocular o el aumento en la curvatura de la córnea o del cristalino.

El síntoma más evidente de la miopía es la dificultad de ver objetos a distancia, que parece mejorar con un pequeño cierre de los ojos.

Puede presentar tres formas: simple, media y patológica.

– Causas

La forma patológica puede estar asociada a causas hereditarias.

Los nuevos estudios epidemiológicos apuntan a un aumento de la incidencia de la miopía, posiblemente relacionada con el acomodamiento inducido por los sistemas informáticos y el uso abusivo de la visión central.

– Tratamiento

La miopía puede ser corregida con gafas de lentes negativas, lentes de contacto o cirugía.

3. Astigmatismo

Esta condición ocurre cuando la córnea presenta una mayor curvatura en una dirección, lo que distorsiona la visión de cerca y de lejos.

La córnea, que normalmente es redonda, en el astígmata es ovalada.

Por ese motivo, los rayos de luz no llegan al mismo punto en la retina y la imagen llevada al cerebro se vuelve deformada, distorsionada o desenfocada.

Algunas quejas frecuentes son dolor de cabeza y sensación de ardor en los ojos. La intensidad varía según la gravedad del problema y el esfuerzo visual.

– Causas

Al igual que ocurre con los demás errores de refracción, el astigmatismo puede estar relacionado con una herencia genética, pero la causa exacta de esta malformación aún no se conoce por completo.

Por lo general, el astigmatismo aparece al nacer y sufre pocos cambios durante el desarrollo.

También puede surgir después de un trauma ocular y comprometer la córnea luego de una intervención quirúrgica intraocular.

En ciertos casos puede estar relacionado con otras enfermedades oculares, como por ejemplo, el queratocono.

El hábito de frotarse los ojos puede favorecer el aumento del astigmatismo, que puede estar asociado con la miopía, la hipermetropía y la presbicia (vista cansada), pero no siempre afecta a ambos ojos.

– Tratamiento

El astigmatismo puede ser corregido con el uso de gafas con lentes cilíndricas, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Las lentes de contacto deben ser adaptadas para curvaturas específicas y con espesores diferentes a lo largo de la superficie ocular para compensar la irregularidad de la córnea.

Cuanto mayor es el grado de astigmatismo, más grande es la diferencia de espesor de la lente de contacto.

Pterigión: una de las condiciones más comunes en la zona ocular

4. Pterigión

Es una pequeña membrana rojiza en la superficie del ojo que crece desde la parte blanca del mismo (esclera) y puede llegar hasta la córnea.

Con bastante frecuencia, esta carnosidad en el ojo provoca irritación, enrojecimiento, ardor, picazón y sensación de arena, además de mucha sensibilidad a la luminosidad e incluso baja visión en los casos más avanzados.

– Causas

La causa exacta no se conoce bien hasta hoy. Asimismo, se sabe que el problema puede ser provocado por factores hereditarios o ambientales y tiene mayor incidencia en regiones tropicales, donde el clima es más seco y caliente.

Suele ocurrir en personas que pasan bastante tiempo al aire libre, con viento, principalmente durante el verano y con exposición prolongada al sol, especialmente a los rayos ultravioleta (UVA y UVB).

Los ambientes con polvo y el resecamiento de los ojos también favorecen el surgimiento del pterigión.

– Tratamiento

Al principio, el tratamiento puede ser clínico.

Es importante un acompañamiento oftalmológico para hacer la protección adecuada de los ojos, con el uso de gafas oscuras y/o lágrimas artificiales para evitar el resecamiento.

Cuando el pterigión presenta aspecto rojizo e irritado, es posible que se indiquen gotas y pomadas oftálmicas específicas para reducir la inflamación.

Hay casos en que la cirugía es indicada con el objetivo de que no alcance la pupila o deje manchas de difícil remoción en la córnea, aparte de poder disminuir la visión.

Preguntas Frecuentes

- ¿Cuáles factores de riesgo pueden propiciar el desarrollo de miopía?

Algunos de los factores de riesgo más comunes son: tener antecedentes familiares de miopía, pasar mucho tiempo realizando actividades de visión cercana como leer o usar dispositivos electrónicos, la falta de tiempo al aire libre durante la infancia y la adolescencia, y pertenecer a ciertas etnias que tienen una mayor predisposición genética a la miopía.

- ¿La miopía se puede prevenir o detener su progresión?

Aunque no hay una forma garantizada de prevenirla, se han identificado algunas medidas que pueden ayudar a reducir el riesgo de su desarrollo o frenar su progresión. Estas medidas incluyen pasar tiempo al aire libre, especialmente durante la infancia y la adolescencia, limitar el tiempo de pantalla y actividades de visión cercana, mantener una distancia adecuada al leer o usar dispositivos electrónicos, y llevar una dieta balanceada y saludable para promover una buena salud ocular.

- ¿La hipermetropía puede agravarse con el transcurso del tiempo?

La hipermetropía puede variar en su gravedad y puede cambiar con la edad. En algunos casos, especialmente durante la infancia, puede disminuir con el crecimiento del ojo. Sin embargo, en otros casos, puede mantenerse estable o incluso empeorar con el tiempo.

- ¿El astigmatismo puede cambiar en diferentes etapas de la vida?

Sí. En algunos casos, especialmente durante el crecimiento y desarrollo del ojo en la infancia y adolescencia, el astigmatismo puede disminuir o estabilizarse. Sin embargo, en otros casos, especialmente en adultos, puede mantenerse estable o incluso empeorar con el tiempo.

- ¿El pterigión puede volver a crecer después de la cirugía?

Existe una posibilidad de que pueda regresar, aunque es menos común con las técnicas quirúrgicas modernas. Su recurrencia puede estar relacionada con factores como la exposición continua a los factores de riesgo, como la luz solar y el polvo, o la presencia de condiciones inflamatorias crónicas en los ojos. Sin embargo, el riesgo de recurrencia puede ser reducido mediante el uso de protección ocular adecuada y el seguimiento de las indicaciones y recomendaciones del oftalmólogo después de la cirugía.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que esta información sobre algunas de las condiciones más comunes en la zona ocular te sea de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

¿TE GUSTÓ? AYÚDANOS A QUE LLEGUE A MÁS PERSONAS:

OTRAS PERSONAS ESTÁN VIENDO:

SOBRE EL AUTOR:

Carlos SellerCarlos Seller
Fundador y Director de TuSaludTotal.com, Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Puedes ver su biografía pulsando aquí.
error: El contenido está protegido.