Causas, prevención y tratamiento natural de la osteopenia

Actualizado: 05/12/2017

En verdad la osteopenia no es una enfermedad. Es una condición caracterizada por la pérdida gradual de la masa ósea, que puede conducir a una enfermedad llamada osteoporosis.

Como veíamos en otro artículo, la osteoporosis compromete la resistencia de los huesos y aumenta el riesgo de fracturas en el fémur, pulsos y la columna vertebral.

Los huesos están en constante proceso de renovación y poseen células encargadas de reabsorber las partes envejecidas (osteoclastos), además de otras cuya función es producir nuevos huesos (los osteoblastos).

¿Por qué se produce la osteopenia?

El proceso mencionado es permanente y constante, lo que posibilita la reconstitución del hueso, incluso en el caso de lesiones o fracturas. 

Sin embargo, con el tiempo suele ocurrir un desequilibrio entre la formación y la reabsorción ósea.

Es decir, la absorción de las células viejas aumenta, mientras que la formación de nuevas células disminuye, lo que resulta en la desmineralización, haciendo que los huesos se vuelvan más porosos y frágiles, aumentando así el riesgo de fracturas.

La osteopenia puede afectar a las mujeres y a los hombres. Sin embargo, son más vulnerables las mujeres con menopausia temprana o en la postmenopausia, especialmente las caucásicas y las asiáticas, de bajo peso y estatura, que se resienten más de la baja en la producción del estrógeno.

Debemos recordar que el estrógeno es la hormona femenina que contribuye a la absorción del calcio y estabiliza el metabolismo óseo.

¿Cuál es la diferencia entre osteopenia y osteoporosis?

Las pérdidas más leves de masa ósea caracterizan a la osteopenia.

Las pérdidas más severas y que pueden resultar en fracturas espontáneas, ocurren en la osteoporosis.

Esta es básicamente la diferencia entre ambas.

¿Cuáles son las causas de la osteopenia?

Hay varios factores que pueden influenciar negativamente en la calidad de la formación ósea.

Entre los más comunes pueden mencionarse:

  • Factores genéticos y hereditarios, tales como los antecedentes familiares de la enfermedad;
  • El consumo excesivo de alcohol y tabaco;
  • La edad avanzada;
  • La desnutrición;
  • La baja exposición a la luz solar;
  • El sedentarismo;
  • La anorexia;
  • El uso prolongado de ciertos medicamentos (anticonvulsivos, corticoides, etc.);
  • La quimioterapia.

La osteopenia también puede ser la manifestación secundaria de enfermedades en ciertos órganos, tales como la tiroides, el hígado y los riñones.

Asimismo, cabe destacar que la reducción en la producción de hormonas también puede ser la responsable por esta condición:

  • En las mujeres, la pérdida de la masa ósea se acentúa luego de la menopausia.
  • En los hombres, el problema se agrava después de los 60 o 70 años, cuando cae la producción de la testosterona.

Por último, existe un tipo de la condición denominada “osteopenia por desuso”, que se da cuando un paciente precisa mantenerse en reposo por un periodo muy prolongado.

¿La osteopenia tiene síntomas?

No. En verdad se trata de una condición asintomática.

Cuando la persona siente dolor o tiene algún otro síntoma, es porque los huesos ya están comprometidos por la osteoporosis.

¿Cómo se diagnostica esta condición?

Al no tener síntomas, es necesaria la realización de pruebas para confirmar el diagnóstico.

El recurso más importante es la densitometría ósea, un examen no invasivo, con baja exposición a la radiación, que permite medir la cantidad de calcio por centímetro cuadrado en el fémur y en la columna vertebral.

Las pruebas de sangre pueden ser útiles para evaluar posibles causas secundarias de la degeneración ósea.

Según criterios establecidos por la OMS (Organización Mundial de la Salud), se considera que la osteopenia está instalada cuando la densidad mineral del hueso gira entre un 1% y un 2,4%.

Cuanto más temprano sea el diagnóstico, mayor será la probabilidad de éxito en el tratamiento, por ese motivo, luego de los 60 años se recomienda un examen preventivo periódico.

¿Qué se puede hacer para prevenirla?

Lo mejor es que los cuidados para evitar que esta condición se manifieste ya comiencen en la infancia.

La prevención involucra tres recomendaciones básicas para los niños:

  • adoptar una dieta sana y balanceada, con la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D;
  • tomar el sol sin protección en períodos muy cortos (10 a 15 minutos) y en los horarios no peligrosos (antes de las 10:00 hs. y luego de las 16:00 hs.) para garantizar la síntesis de la vitamina D;
  • hacer actividad física aeróbica moderada de forma regular.

¿Cómo se cura la osteopenia?

El objetivo principal del tratamiento es detener o retardar la degradación del tejido óseo que puede conducir a la osteoporosis.

El tratamiento puede ser farmacológico o natural.

– El tratamiento farmacológico de la osteopenia

Se puede realizar con el uso de medicamentos específicos que ayudan a aumentar la absorción del calcio y su deposición en los huesos, además de la suplementación de calcio y vitamina D.

En general está reservado para los cuadros de osteopenia severa y trata de corregir la deficiencia de calcio y vitamina D en el organismo.

En algunos casos, el médico puede prescribir el uso de bifosfanatos (bisfosfanatos), fármacos que han demostrado eficacia en la preservación de la densidad mineral ósea, aparte de la reposición hormonal, si no hubiera contraindicaciones.

Cabe destacar que ningún medicamento está libre de producir efectos secundarios negativos y puede estar contraindicado en algunas situaciones.

Por lo tanto, cualquier fármaco debe ser utilizado sólo con prescripción y acompañamiento médico.

tratamiento natural de la osteopenia

Tratamiento nutricional de la osteopenia

– El tratamiento natural de la osteopenia

Especialmente en la osteopenia moderada, el tratamiento consiste básicamente en adoptar un estilo de vida saludable que elimine los factores de riesgo.

Esto incluye las siguientes medidas:

1- Mejorar la dieta

El tratamiento nutricional de la osteopenia es efectuado adoptando una alimentación balanceada, rica en calcio (leche, productos lácteos y verduras de hojas oscuras) y vitamina D (huevo, salmón, atún, granos integrales y cereales, entre otros alimentos).

Esto puede ser suficiente para restablecer los 1.000 mg diarios de calcio necesarios para la salud de los huesos.

2- Exponerse al sol

Se recomienda exponer la piel al sol, especialmente la de los brazos y las piernas, sin pasar protector solar durante 10 a 15 minutos, durante la mañana o al final de la tarde.

De esta forma se garantiza la síntesis de la vitamina D indispensable para la absorción del calcio.

3- Realizar actividades físicas

Es necesario practicar ejercicios físicos aeróbicos durante 30 minutos, por lo menos cinco días a la semana.

Actividades simples, tales como caminar, bailar y nadar, ayudan a mantener la densidad ósea, fortalecen los músculos y mejoran el equilibrio, lo que reduce el riesgo de caídas y fracturas.

Es recomendable darle preferencia a aquellas actividades que puedan ser realizadas con exposición al sol.

4- Evitar alcohol y cigarrillo

Se recomienda evitar el consumo excesivo de alcohol y alejarse por completo del cigarrillo, pues perjudican mucho la calidad de los huesos.

5- Consumir menos cafeína

Es muy aconsejable controlar la ingesta de cafeína, presente no sólo en el café, sino también en varios tipos de té, gaseosas, chocolate y bebidas energéticas.

La cafeína en exceso interfiere en la absorción del calcio por el organismo.

6- La fisioterapia

La fisioterapia ayuda en el fortalecimiento de los músculos, huesos y articulaciones con ejercicios menos agresivos que disminuyen los riesgos de fracturas.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones y tips sobre el tratamiento de la osteopenia te sean de bastante utilidad para prevenir y mejorar esta condición de forma natural.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Qué es y cómo se trata la osteomielitis.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *