Operación de almorranas

Actualizado: 27/09/2017

En la mayor parte de los casos, las hemorroides mejoran haciendo cambios en el estilo de vida del paciente y con tratamientos.

Sin embargo, algunas veces puede no ser suficiente y hacerse necesario realizar una operación de almorranas para resolver el problema.

Con dicho procedimiento quirúrgico, el médico extirpa las venas inflamadas o dilatadas en la región anal.

Normalmente este procedimiento es realizado con anestesia local en el propio consultorio.

No obstante, en los casos más complicados puede ser necesaria la internación y el uso de anestesia general.

Riesgos de la operación de almorranas

Los riesgos más conocidos de la cirugía de hemorroides son los siguientes:

– Infecciones;

– Hemorragias;

– Reacciones a la anestesia, tales como problemas respiratorios y cardíacos;

– Posible estrechamiento del ano.

Es importante que le comuniques a tu médico sobre un posible embarazo y sobre los medicamentos que estés tomando.

Durante algunos días antes de la cirugía, el especialista podrá solicitarte que dejes de tomar los fármacos que dificulten la coagulación de la sangre.

Contraindicaciones de la cirugía de hemorroides

Las principales contraindicaciones para la hemorroidectomía son:

– absceso;

– gangrena local extensa;

– estenosis anal;

– incontinencia fecal (relativa, el especialista deberá evaluarlo);

– enfermedad de Crohn anal (relativa, idem a la anterior);

– inmunosupresión grave;

– problemas de orden anestésico y trastornos de la coagulación.

Preparación para la cirugía

Por lo general se recomienda un ayuno de 8 horas para alimentos sólidos y 4 horas para el agua.

Se requiere una consulta previa con el anestesiólogo.

Algunos médicos aconsejan llevar a cabo un enema rectal algunas horas antes del procedimiento.

Es necesario disponer un periodo para la recuperación, que puede variar desde 5 a 15 días dependiendo del caso.

Por supuesto que la cirugía debe ser realizada por un profesional especializado y habilitado (coloproctólogo).

operacion de almorranas

Recomendaciones durante la convalecencia

Luego de realizada la cirugía, normalmente el paciente siente mucho dolor al contraer y relajar el ano, por lo que puede ser necesario administrar analgésicos.

Es importante que durante la recuperación uses el bidé en lugar de papel higiénico para limpiar el ano.

Los baños templados (de asiento) pueden ayudarte bastante a disminuir las contracciones dolorosas y a calmar el picor y la quemazón.

Evita levantar cosas durante las dos primeras semanas.

También es importantísimo que no hagas esfuerzo durante las deposiciones.

Para esto, deberás consumir fibras en abundancia y beber por lo menos 2 litros de agua por día, lo que te ayudará a ablandar las heces.

Puedes esperar una completa recuperación en aproximadamente dos semanas.

En casi el 90% de los casos el resultado es muy bueno y las personas evolucionan muy bien después de la cirugía.

Sin embargo, es importante que se tomen algunas medidas, tales como ciertos cambios saludables en la alimentación y el estilo de vida, para evitar que las hemorroides vuelvan a aparecer.

Esperamos que te sean útiles estas informaciones sobre la operación de almorranas o hemorroides.

También puede interesarte:

Un método natural para tratar las hemorroides.

Dieta para mejorar las hemorroides.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *