Cómo curar el hígado graso

Actualizado: 10/11/2017

El aumento de grasa dentro de los hepatocitos (células del hígado), de forma constante y por tiempo prolongado, puede ocasionar una condición denominada esteatosis hepática, conocida popularmente como “hígado graso”.

Dicho trastorno no suele presentar síntomas en los grados leves o moderados de la enfermedad. Por ese motivo, es bastante común que se descubra cuando el paciente se hace pruebas para evaluar otros problemas de salud.

Sin embargo, en los casos más avanzados (esteatosis hepática difusa), el hígado aumenta de tamaño y adquiere un aspecto amarillento.

Si no se trata, puede ocasionar una inflamación capaz de evolucionar a cuadros graves de esteatohepatitis (hepatitis grasa), cirrosis hepática e incluso cáncer del hígado, en que un transplante de dicho órgano es necesario.

Síntomas de hígado graso inflamado

Como mencionamos anteriormente, en los casos más leves la enfermedad es asintomática. Los síntomas aparecen cuando comienzan las complicaciones de la enfermedad.

En un primer momento, las quejas suelen ser: dolor, cansancio, debilidad, pérdida de apetito y aumento del hígado.

En las etapas más avanzadas, caracterizadas por inflamación y fibrosis, que resultan en insuficiencia hepática, los síntomas más frecuentes son:

  • ascitis (acumulación anormal de líquido dentro de la cavidad abdominal),
  • encefalopatía y confusión mental,
  • hemorragias,
  • caída en el número de plaquetas,
  • arañitas vasculares,
  • ictericia.

Causas del hígado graso

De acuerdo a su origen, la esteatosis hepática puede clasificarse en alcohólica y no alcohólica.

Como el nombre lo dice, la forma alcohólica de la enfermedad es producida por el consumo excesivo de alcohol.

El sobrepeso, la diabetes, la malnutrición, la pérdida brusca de peso, el embarazo, las cirugías y el sedentarismo son factores de riesgo para la aparición de la esteatosis hepática no alcohólica.

En otras palabras, la acumulación de grasa en el hígado puede afectar a cualquiera que tenga una mala alimentación y no practique ejercicios físicos a menudo.

Hay evidencias de que el síndrome metabólico (presión alta, resistencia a la insulina, altos niveles de colesterol y triglicéridos) y la obesidad abdominal están directamente asociados al exceso de células grasas en el hígado.

Asimismo, en un número bastante inferior de casos, personas delgadas, abstemias, sin alteraciones de colesterol y glucemia, también pueden desarrollar cuadros de esteatosis hepática.

Por otra parte, pese a que es una patología poco frecuente, el hígado graso también puede presentarse en el embarazo, especialmente en las últimas semanas.

¿Cómo debe ser la dieta para las personas con esteatosis hepática?

A continuación puedes ver algunos consejos básicos relacionados a la dieta:

  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Evitar el consumo excesivo de azúcar.
  • Evitar la ingesta de alimentos ricos en sodio.
  • Mantener una alimentación sana sin grasa saturada.
  • Eliminar el sobrepeso.

Además, se recomienda el reemplazo de las carnes rojas por carnes blancas, tales como el pescado.

Es recomendable ingerir diariamente tres porciones de frutas, tales como la manzana, el plátano y la papaya.

Cómo curar el hígado graso naturalmente

Además de seguir las indicaciones de tu médico y tener en cuenta algunas medidas para curar el hígado graso, tales como las que mencionamos en el apartado anterior, también puedes utilizar varias opciones naturales que te ayudarán a mejorar el estado de salud de este órgano de tanta importancia.

Conoce ahora algunos remedios caseros y naturales que te ayudarán a mejorar el hígado graso.

1- Infusión de cardo mariano

Un excelente remedio casero para curar el hígado graso es el té de cardo mariano, pues esta planta posee propiedades astringentes, facilitadoras de la digestión y estimulantes del apetito.

Esto significa que ayuda a reducir los síntomas de grasa en el hígado, tales como la pérdida de apetito, los mareos y los vómitos.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de semillas de cardo mariano
  • 1 taza de agua.

Preparación:

Hierve el agua, apaga el fuego y añádele las semillas de cardo mariano.

Déjalas de reposo durante 15 minutos y luego cuela la infusión.

Cómo usar:

Toma una taza de esta infusión 30 minutos antes de las comidas, dos veces al día.

2- Jugo de lima para limpiar el hígado

Este es un remedio casero muy eficaz para la esteatosis hepática.

Se trata de una fruta cítrica con gran eficacia para limpiar y restaurar el hígado.

Ingredientes:

  • 1 lima mediana
  • 100 ml de agua.

Preparación:

Lava la fruta y llévala a la licuadora sin pelarla junto con el agua.

Luego cuela el jugo.

Cómo usar:

Tómalo enseguida. No lo guardes para después, pues perderá sus propiedades.

Este tratamiento debe realizarse de mañana en ayunas, por dos semanas seguidas, o incluso más, dependiendo de la necesidad.

Cómo curar el hígado graso

La lima ayuda a limpiar el hígado

3- Jugo curativo para el hígado graso

Esta combinación de ingredientes dan como resultado una poderosa bebida medicinal capaz de reducir la grasa hepática en poco tiempo.

Por favor sigue todas las instrucciones con atención.

Ingredientes:

  • 1 vaso de jugo de manzana natural
  • 1 vaso de agua mineral
  • el zumo de tres limones
  • 1 cucharadita de azafrán
  • 1 diente de ajo
  • 1 trocito (aproximadamente 1 cm) de jengibre fresco
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

Lleva todos los ingredientes a la licuadora y bátelos bien hasta que quede un líquido homogéneo.

Cómo usar:

Toma este jugo por la mañana en ayunas.

Dos horas después, bebe una taza del té de tu preferencia.

Sólo entonces puedes comer algo.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que te hayan gustado estas informaciones sobre cómo curar el hígado graso de forma natural y que las recetas que compartimos te sean de mucha ayuda.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus preguntas o comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Cómo curar la gastritis de forma natural.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *