Principales síntomas del síndrome del túnel del carpo

Actualizado: 29/09/2017

Por lo general, los primeros síntomas empiezan de forma gradual. Se suele sentir un poco de ardor y parestesias (sensación de hormigueo, adormecimiento, entumecimiento, etc.) o incluso una cierta picazón en la palma de la mano y los dedos pulgar, índice y medio, además de parte del dedo anular.

Con el tiempo, se transforma en dolor y una especie de “quemazón”, que suele empeorar por la noche.

Esto ocurre especialmente después de un uso excesivo de las manos durante el día y puede ser lo suficientemente intenso como para despertar al paciente.

Además, muchas personas duermen con las muñecas flexionadas, lo que acaba afectando de modo negativo a su sueño.

Al despertarse, por lo general dichas personas sienten la necesidad de sacudir la(s) mano(s) y la(s) muñeca(s).

El aumento del dolor y otras molestias

Cabe destacar que el dolor suele agudizarse al efectuar actividades cotidianas muy sencillas, entre las cuales podemos mencionar: conducir un automóvil, leer el diario o un libro, escribir o incluso sostener el teléfono.

Esto es ocasionado debido a la presión ejercida por las paredes inflamadas del túnel del carpo sobre el nervio mediano.

La pérdida de la sensibilidad en la distribución de dicho nervio puede ocasionar torpeza en la mano para agarrar determinados objetos o realizar actividades con la misma.

A propósito, si el nervio queda comprimido durante un tiempo prolongado, se puede perder la sensibilidad de manera permanente, atrofiándose la musculatura y ocasionando déficit motor.

Cabe destacar que las actividades que promueven la flexión de la muñeca durante un largo período suelen aumentar el hormigueo y la intensidad del dolor. Los calambres son también bastante frecuentes.

Algunos pacientes relatan que sus dedos se sienten hinchados o inútiles, incluso cuando la inflamación prácticamente no ha aparecido.

Los casos más avanzados del STC

A medida que pasa el tiempo, los síntomas del síndrome del túnel del carpo pueden empeorar y las personas pueden empezar a sentir hormigueo también durante el día.

Es normal que la fuerza de agarre de la mano afectada se vea disminuída, haciéndose más difícil cerrar el puño, levantar elementos pequeños o hacer ciertas tareas manuales.

Ciertos pacientes han relatado que la pérdida de la sensibilidad ha sido tan grande que no logran discriminar entre calor y frío al tacto.

Al no ser tratado, puede predominar el dolor y la parestesia en la zona que inerva el nervio mediano, extendiéndose al antebrazo, el codo e incluso el hombro.

Además, si no se recibe tratamiento, el síndrome del túnel del carpo puede empeorar con el tiempo y volverse crónico.

Esto puede conducir a trastornos motores, tales como la debilidad para mover los dedos y atrofia de algunos músculos de la mano (los de la base del pulgar, por ejemplo).

En los casos más avanzados, la sensación de debilidad de los músculos inervados por el nervio antes mencionado puede sentirse en la dificultad para manipular y sostener objetos.

Sostener un vaso, cerrar una tapa o incluso atarse los cordones de los zapatos pueden volverse tareas difíciles.

En hasta el 65% de los casos, este síndrome afecta a las muñecas de modo bilateral. No obstante, es muy común que una muñeca sea más sintomática que la otra.

Resumen de los principales síntomas del síndrome del túnel del carpo

A continuación, puedes ver un resumen de los principales signos de este síndrome:

– Entumecimiento en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes.

– Sensación de hormigueo en la palma de la mano.

– Dolor en la mano o la muñeca, de uno o de los dos lados.

– Dolor del túnel del carpo, que puede extenderse al codo.

– Parestesia en la mano, dedos, muñeca y antebrazo.

– Problemas con la coordinación y movimientos de precisión de los dedos.

– Debilidad en una o ambas manos.

– Torpeza de la mano al agarrar objetos.

– Agarre débil de la mano o dificultad para cargar bolsos, carteras femeninas, etc.

– Dificultad para efectuar ciertas tareas con la mano.

– Atrofia del músculo por debajo del pulgar (en los casos avanzados o crónicos).

Conoce los sintomas del sindrome del tunel del carpo

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre los síntomas del síndrome del túnel del carpo te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Un tratamiento natural para el STC.

Las causas del síndrome del túnel carpiano.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *