¿Cuáles son los Síntomas de Gastritis NERVIOSA y Cómo se Cura?

En esta entrada veremos qué es, qué causas tiene y cuáles son los principales síntomas de gastritis nerviosa, un tipo de la afección asociado con factores emocionales negativos, tales como el estrés y la ansiedad, entre otros.

Además, conoceremos cómo curar la gastritis nerviosa de forma natural, sin la necesidad de ingerir medicamentos.

Tal como explicamos en esta otra entrada, la gastritis común es una inflamación del revestimiento de la mucosa del estómago, un trastorno que causa un intenso ardor y malestar en el mismo.

¿Qué es la gastritis nerviosa y qué la distingue de la común o clásica?

Este tipo de la enfermedad debe su nombre a los factores que la originan. Se trata de una condición con causas emocionales que presenta casi todos los signos de una gastritis común.

Según los médicos, aproximadamente el 70% de los pacientes que visitan los consultorios con síntomas de gastritis tiene este tipo de la enfermedad.

Este es un porcentaje general, porque si analizamos sólo a los jóvenes, esta cifra puede elevarse a casi el 90%.

Por otra parte, las estadísticas muestran que la gran mayoría de las personas con este tipo de gastritis es del sexo femenino.

(Sigue más abajo…)

¡Atención! Mira esto:

Una de las principales diferencias entre los dos tipos de la enfermedad es:

  • la clásica afecta a la mucosa del estómago y causa una inflamación que puede incluso convertirse en una úlcera;
  • la nerviosa no causa ningún daño aparente o cambio en las paredes estomacales.

Si las pruebas no detectan nada inusual, pero el paciente se queja de dolor en el estómago, la enfermedad suele ser más difícil de diagnosticar.

No obstante, un médico experiente puede sospechar que se trata de gastritis nerviosa, por lo que le hará varias preguntas al paciente para llegar a una conclusión.

Basta de Gastritis

De todas formas, la ausencia de daño estomacal evita que haya riesgos de complicaciones para la salud del aparato digestivo, tales como úlceras o cáncer.

Sin embargo, la gastritis nerviosa también necesita tratamiento, en especial para mejorar la calidad de vida del paciente y evitar nuevos episodios.

Las causas de la gastritis nerviosa y cuánto dura

El estrés, la ansiedad, el nerviosismo, la depresión, el miedo y la ira, están entre los factores emocionales negativos más frecuentes que colaboran para el desarrollo de este tipo de gastritis.

La oscilación del humor causa el aumento de ácidos en el estómago y la consiguiente disminución de la mucosa – revestimiento natural del estómago -, lo que a la larga crea una inflamación en dicho órgano.

Además, el estrés altera negativamente los hábitos alimentarios, haciendo que la persona quede mucho tiempo en ayuno y consuma alimentos nada sanos.

A partir de eso, se crea una situación propicia para el desarrollo de esta condición.

El uso prolongado de medicamentos que fragilizan la protección gástrica, tales como los antiinflamatorios y antibióticos, pese a que no es la causa directa de este tipo de gastritis, colabora bastante para agravar el problema.

Cabe destacar que hay otros factores que pueden empeorarla, tales como una dieta pobre y la ingesta de bebidas gaseosas, alcohol y café, como veremos con más detalles en un próximo apartado.

Mientras no se combatan las causas de este trastorno, el mismo perdurará o volverá ocasionalmente. O sea, para librarte definitivamente de este mal, debes combatir los factores emocionales que lo provocaron.

¿Cuáles son los principales síntomas de gastritis nerviosa?

Los síntomas de este tipo de gastritis son prácticamente los mismos que los de la gastritis común.

El paciente suele quejarse de dolor en el estómago y ardor, que pueden ser acompañados de vómitos y náuseas.

Los signos tienden a aparecer de forma repentina y suelen permanecer en promedio por unos tres días.

Los primeros síntomas de la gastritis nerviosa por lo general suelen ser: ardor en la garganta, acidez y ardor de estómago, náuseas, malestar al comer y eructos.

No obstante, no hay ninguna regla para el orden de aparición de estos signos, que pueden manifestarse en cualquier momento del día.

Veamos a continuación, de un modo bastante general, los principales síntomas que da la gastritis nerviosa:

  • Acidez.
  • Quemazón en el estómago y esófago.
  • Dolor con puntadas en el estómago o en el área abdominal.
  • Pérdida del apetito.
  • Sensación de plenitud antes de la finalización de las comidas.
  • Sensación de mala digestión.
  • Náuseas y vómitos.
  • Eructos frecuentes y gases.

Estos son sólo algunos de los signos de la gastritis nerviosa y, aunque parezcan inocentes, siempre es recomendable que sean evaluados por un médico.

Cabe destacar que no siempre se presentan al mismo tiempo y suelen empeorar en las comidas, que es cuando se presentan las crisis de gastritis.

Síntomas de gastritis nerviosa

La gastritis puede ser causada por problemas emocionales

Ten cuidado con los dolores estomacales frecuentes

Según los expertos, los casos de gastritis nerviosa han crecido mucho en los últimos años.

Cerca de 7 entre cada 10 pacientes que visitan un consultorio médico tienen gastritis. Entre los jóvenes, esta cifra se eleva a 9 y la mayoría suelen ser mujeres.

Es importante consultar a un médico para eliminar cualquier problema más severo, tal como una úlcera gástrica, por ejemplo. Cualquier tipo de dolor de estómago frecuente debe ser siempre investigado.

Y recuerda que no es recomendable que tomes medicación por tu cuenta sin un diagnóstico preciso, pues de esa forma, podrías enmascarar un problema serio y dejar de tratarlo a tiempo.

Sin embargo, no todas las personas que padecen estrés necesariamente exhibirán los síntomas de la gastritis nerviosa.

Este problema, cuyas causas no están del todo conocidas por la ciencia, parece atacar más a las personas que tienen un estómago más sensible.

Aprende cómo curar la gastritis nerviosa – 11 Tips

La gastritis nerviosa no ofrece riesgos para la salud, pero produce un malestar muy grande a quien la tiene, afectando su calidad de vida.

El médico puede recetar medicamentos para aliviar los síntomas, pero es importante que se cambien algunos hábitos.

A continuación puedes ver 11 consejos que pueden ayudarte a aliviar este mal:

1. Deja de fumar

El consumo de cigarrillos contribuye a la producción de ácido en el estómago.

2. Evita el consumo de bebidas alcohólicas

El alcohol es un gran irritante de la mucosa gástrica, por lo tanto, es mejor que lo evites o que limites su ingestión lo máximo que puedas.

3. Bebe menos cantidad de café

En los períodos de crisis, lo mejor es evitar el café. No obstante, la versión descafeinada está liberada (sin azúcar).

4. Evita los líquidos en las comidas

Evita beber cualquier tipo de líquido junto con las comidas, pues perjudica la digestión.

Lo mejor es que lo hagas antes o después de haberte alimentado.

5. Modera el consumo de chocolate

Por lo general los chocolates son ricos en grasas y azúcar. El chocolate negro (amargo) puede ser consumido, pero no exageres en la cantidad.

Cómo curar la gastritis nerviosa

Aprende a aliviar la gastritis nerviosa

6. Limita la ingestión de dulces en general

El azúcar puede irritar la mucosa estomacal, así que es mejor evitarlo.

7. Evita las gaseosas

El gas de la bebida y la cafeína presente en varios tipos de gaseosas, aparte del azúcar, irritan el estómago.

Incluso el agua mineral con gas también debería ser evitada.

8. Evita los zumos de frutas muy ácidas

El ácido de ciertas frutas, tales como la naranja y el limón, entre otras, irrita las paredes estomacales.

¿Qué tomar entonces para la gastritis nerviosa?

El jugo de manzana o de pera son muy buenos sustitutos de aquellos preparados con frutas demasiado ácidas.

9. Elimina los alimentos grasos y fritos de tu dieta

Un dieta apropiada para la gastritis nerviosa no puede contar con comidas grasas o fritas.

Además, elimina los condimentos muy fuertes o picantes, pues son todos irritantes gástricos.

10. Trata de controlar el estrés

Practica una actividad física, relájate o dedícate a una afición que te de placer.

11. ¡Cuidado con la leche de vaca!

Un capítulo aparte es la leche, que antes solía recomendarse para aliviar los dolores de estómago de cualquier naturaleza.

Las últimas investigaciones señalan que este hábito en realidad sólo enmascara el problema y a largo plazo puede empeorarlo, pues el calcio presente en la leche aumenta la acidez del estómago.

Consideraciones importantes

Llevar una vida muy ocupada, ingiriendo alimentos poco saludables y de prisa, un montón de café durante todo el día, refrescos (gaseosas) con las comidas y algunas veces alcohol para relajarse, es algo bastante común entre las personas de las grandes ciudades.

Este estilo de vida tiene un fuerte impacto en la salud y uno de los órganos más afectados es justamente el estómago

Por supuesto que padecer esta enfermedad puede ser muy molesto, sin embargo, hemos visto que se puede solucionar. Así que, cuanto antes inicies un tratamiento, mejores serán los resultados que tendrás, evitando de esta forma futuras complicaciones.

Más consejos e informaciones

En los siguientes artículos puedes ver varios otros consejos que te ayudarán:

Bien, esto ha sido todo por el momento. Esperamos que estas informaciones sobre los síntomas de la gastritis nerviosa, qué es bueno para tratarla y cómo se cura te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

Sigue conociendo más sobre la gastritis.
Si te gustó, ayúdanos a que llegue a más personas pulsando uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!
Cargando...

SOBRE EL AUTOR

Carlos SellerCarlos Seller

NATURÓLOGO Y NUTRICIONISTA

Fundador y Director de TuSaludTotal.com, con más de 15 años de experiencia clínica.
Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Está al tanto de las tendencias y de los nuevos desarrollos en el área de la salud y el bienestar. 
Espera ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida informándote acerca de las mejores opciones de tratamientos disponibles.
Puedes consultar su biografía completa aquí.
LinkedIn