¿Qué es y Cuáles son los Principales Síntomas del Herpes GENITAL?

5.0
21

En esta entrada veremos de qué se trata y cuáles son los verdaderos síntomas del herpes genital, una enfermedad rodeada de mitos y desinformaciones, probablemente por la vergüenza que causa en quien la padece.

Al final de cuentas es de fundamental importancia que se conozcan los signos, pues de esta manera, al desconfiar que se está con la enfermedad, se puede acudir inmediatamente al médico para confirmar el diagnóstico.

Cabe destacar que buena parte de las personas contagiadas ni siquiera sabe que es portadora del virus, simplemente porque muchos pacientes no presentan síntomas, como veremos más abajo.

¿Qué es herpes genital y cómo se propaga?

Esta enfermedad ataca a las membranas mucosas o la piel de los genitales, produciendo ampollas y llagas (úlceras) en la región afectada.

En buena parte de los casos el contagio ocurre en la fase activa de la enfermedad, es decir, cuando las llagas están visibles.

No obstante, hay ocasiones en que puede suceder sin que la persona infectada presente síntomas e incluso ni siquiera sepa que está enferma.

Este tipo de la enfermedad es ocasionado en la mayor parte de los casos por el virus del herpes simple tipo 2 (HSV-2), por medio del contacto sexual.

(Sigue más abajo…)

¡Atención! Mira esto:

Sin embargo, en algunos casos puede ser también causado por el tipo 1 del virus (HSV-1), responsable por el herpes labial, a través del contacto oral-genital.

Es más común encontrar mujeres con herpes genital activo, sin embargo, la transmisión del virus desde el hombre (incluso sin heridas visibles) hacia la mujer es la que ocurre más frecuentemente.

Importantísimo:

Si una paciente de herpes genital está embarazada, es altamente recomendable que no tenga un parto natural, porque la probabilidad de contagiar a su bebé es muy grande, con todos los daños para su organismo que esto podría causarle, incluso a nivel cerebral.

Vive Sin Herpes

En dichos casos, por lo general el obstetra recomienda hacer una cesárea.

En resumen, el virus puede transmitirse de las siguientes formas:

  • por medio del contacto directo con las lesiones de una persona infectada;
  • por las relaciones sexuales de cualquier tipo;
  • usando objetos tales como ropas (especialmente ropa interior) o toallas que hayan entrado en contacto muy recientemente con las heridas de una persona infectada que esté en la fase activa de la enfermedad;
  • usando el mismo inodoro que haya sido usado muy recientemente por un paciente que se encuentre con sus heridas abiertas.

¿Cómo prevenir el herpes simple?

Es impresionante la forma en que esta enfermedad ha avanzado a nivel mundial: aproximadamente el 20% de las personas padece herpes genital.

Para evitar la propagación, en primer lugar es esencial que las personas que tienen la enfermedad hablen con su pareja.

La forma más efectiva que existe para evitar el contagio del herpes genital sigue siendo la protección con preservativo, como ocurre con otras infecciones de transmisión sexual.

Es importante destacar que, aunque no es algo muy común, el virus del herpes también puede ser transmitido en los períodos de remisión de la enfermedad, o sea, cuando no hay lesiones visibles.

Si tienes la enfermedad, no debes avergonzarte, sólo deberás tener los cuidados necesarios para no propagarla a otras personas y hacer un tratamiento adecuado para controlar los síntomas y prevenir nuevos brotes.

Luego del contagio, hay medicamentos que pueden ayudar a controlar los síntomas y a reducir el tiempo de recuperación de las lesiones, pero no ofrecen resultados a largo plazo y los brotes normalmente vuelven a ocurrir.

¿Cuáles son los síntomas del herpes genital en el hombre y la mujer?

Las estadísticas han mostrado que aproximadamente el 80% de los pacientes infectados con el virus del herpes simple tipo 2 (HSV-2), no llega a desarrollar la enfermedad en el momento del contagio.

Al contrario, permanecen sin síntomas por mucho tiempo (a veces por toda la vida) y sin ni siquiera desconfiar que tienen el virus.

Esto ocurre porque poseen un sistema inmunitario fuerte, que consigue bloquear la acción del virus y lo deja inactivo. El virus permanece escondido en las raíces nerviosas hasta que algún factor disparador lo active.

Entre los pacientes que desarrollan esta dolencia, los principales signos que suelen aparecer y que muestran que una infección está en camino son: hormigueo, comezón, dolor y malestar.

Dichos síntomas suelen ocurrir desde varias horas hasta algunos días antes de que salgan las primeras ampollas (vesículas), uno de los primeros signos visibles de la manifestación en la piel del herpes simple.

Estas ampollas tienen bordes rojos y pueden salir en cualquier parte de las membranas mucosas y de la piel.

El cuadro clínico puede ser dividido en dos situaciones bien distintas: la infección primaria y las recurrencias.

Síntomas del herpes genital

Herpes genital en el hombre y la mujer

1- La infección primaria del herpes en los genitales

Cuando el paciente presenta lesiones por primera vez luego de haber sido infectado, se dice que tiene una infección primaria.

En estos casos, los signos suelen aparecer dentro de dos a diez días luego de la relación que causó la infección, pero a veces pueden tardar desde algunas semanas hasta años para manifestarse.

Por lo general, este primer brote es el más agresivo y el más largo, ya que el virus aún es un elemento extraño y el organismo no ha tenido tiempo de desarrollar anticuerpos para combatirlo.

Luego de 15 a 20 días las heridas cerrarán y desaparecerán sin dejar rastros.

Pero cuidado:
Esto no significa que la persona se haya curado, pues el virus se esconderá en las raíces nerviosas, permaneciendo inactivo durante un tiempo variable, hasta que un factor desencadenante lo active nuevamente y vuelva a manifestarse.

Los primeros signos de un brote, que suelen manifestarse antes de aparecer las lesiones, son: enrojecimiento, hormigueo y fuerte comezón en la zona genital o anal.

Son los denominados ‘signos prodrómicos’ de la infección.

En esta zona enrojecida, posteriormente brotarán pequeñas ampollas de color rojo y bordes redondeados llenas de un líquido claro, que suelen presentarse individuales o agrupadas en forma de racimo.

Dichas ampollas suelen salir y romperse rápidamente, formando llagas muy dolorosas que producen ardor y pueden variar en tamaño y gravedad.

Si las llagas se encuentran cerca de la salida de la uretra, puede haber un dolor muy intenso al orinar.

Pero aparte de estas lesiones típicas del herpes, en una infección primaria el paciente puede también experimentar otros síntomas parecidos con los de una gripe común, tales como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos de la ingle, fatiga, malestar general, dolores musculares y pérdida de apetito.

Cabe destacar que las lesiones de este tipo de herpes aparecen generalmente en la parte externa de los genitales y en la zona anal, pero también pueden salir dentro de la uretra y en el cuello uterino.

Síntomas del herpes simple

Virus del herpes simple

2- La recurrencia del herpes en los órganos genitales

Después de la infección primaria, las lesiones cicatrizan y la enfermedad permanece silenciosa durante algún tiempo hasta que vuelva a manifestarse nuevamente.

Las recaídas o recurrencias suelen ser menos severas que la infección primaria, pues los anticuerpos existentes en el organismo se encargan de combatir el virus, minimizando así los síntomas.

La mayor parte de los pacientes presenta su primera recurrencia varios meses después de la primera manifestación de la enfermedad, reapareciendo de vez en cuando.

Por lo general esto sucede cuando las defensas del organismo se debilitan.

Por ejemplo, cuando el paciente padece otra enfermedad, pasa por períodos de estrés o depresión, aparte de algún otro tipo de situación, como el período menstrual, entre otros.

La cantidad de veces que el virus vuelve a activarse varía mucho de una persona a otra.

Mientras que en algunos pacientes raramente se manifiesta nuevamente, en otros puede hacerlo hasta seis veces o más en el mismo año.

Por lo general los pacientes que tienen recurrencias más frecuentes suelen ser los que tuvieron una infección primaria muy prolongada, debido a un sistema inmunitario debilitado.

Las lesiones recurrentes por lo general son menos dolorosas y duran menos tiempo que las iniciales, por lo general menos de 10 días.

Además, raramente vienen acompañadas de otros síntomas, como ocurre en la infección primaria.

Algunos días antes de reaparecer, generalmente el paciente experimenta algunos signos que advierten que una recurrencia está en marcha: hormigueo en la zona genital, comezón en los grandes labios o entumecimiento peneano.

Qué es herpes genital

Lesiones de herpes en los genitales

Consideraciones importantes sobre los signos del herpes

Antes de finalizar este artículo, creemos importantísimo destacar que, pese a que aproximadamente el 20% de los adultos tiene el HSV-2 y más del 50% el HSV-1, la mayoría no lo sabe, porque buena parte de los portadores del virus no desarrolla la enfermedad y por lo tanto no tiene síntomas.

Además, muchos pacientes no desarrollan la enfermedad inmediatamente después de haberse contagiado con el virus, sino que presentan las lesiones mucho tiempo después, cuando algún factor reduce su inmunidad.

En algunos casos puede demorar meses o incluso años para que esto ocurra y aparezcan los primeros síntomas.

En estos casos, la enfermedad se manifiesta como si fuera una recurrencia y no como una infección primaria, con un brote menos doloroso y de menor duración.

Pero aquí las consecuencias pueden ser mucho más graves que la enfermedad en sí, pues el (la) paciente puede pensar que fue infectado(a) recientemente.

Esta falta de información suele ocasionar problemas en una pareja con una relación estable de muchos años.

En situaciones de este tipo, es recomendable que se tenga mucha cautela, pues resulta muy difícil saber cuándo ocurrió la infección y quién la provocó.

Para finalizar, queremos advertirte que, si reconoces los síntomas que hemos mencionado, es fundamental que comiences un tratamiento lo antes posible.

Por eso, si sospechas que tienes esta enfermedad, es importante que consultes a un médico enseguida para que te confirme el diagnóstico.

A propósito, en esta otra entrada puedes ver varios consejos para tratar el herpes genital.

Recomendaciones finales

Te aconsejamos que veas las informaciones que compartimos en estas entradas:

Bien, fue todo por el momento. Esperamos que estas informaciones sobre el herpes genital, qué es, cómo se contagia y sus principales síntomas te sean de mucha utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

Sigue conociendo más sobre el herpes.

Si te gustó, ayúdanos a que llegue a más personas pulsando uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!

Abajo

Cargando...

SOBRE EL AUTOR

Carlos SellerCarlos Seller

NATURÓLOGO Y NUTRICIONISTA

Fundador y Director de TuSaludTotal.com, con más de 15 años de experiencia clínica.
Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Está al tanto de las tendencias y de los nuevos desarrollos en el área de la salud y el bienestar. 
Espera ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida informándote acerca de las mejores opciones de tratamientos disponibles.
Puedes consultar su biografía completa aquí.
LinkedIn

8 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.