¿La rosácea tiene cura natural?

Actualizado: 30/10/2017

La rosácea es una afección crónica de la piel facial que causa el enrojecimiento de las mejillas, frente, nariz y/o barbilla.

Es un proceso que se desarrolla gradualmente, con períodos de exacerbación intercalados con otros de remisión.

Según datos de la National Rosacea Society, cerca del 75% de los pacientes de rosácea tiene su autoestima disminuída y sienten un fuerte impacto negativo en sus carreras profesionales.

Esta es una enfermedad que ataca más a las mujeres que a los hombres y se da principalmente entre los 30 y los 60 años de edad.

En los últimos 7 años, la industria cosmética viene intentando aliviar el problema y ha aumentado en un 35% el lanzamiento de nuevos productos de tratamiento.

Pero lamentablemente no se ha logrado resolver la causa de esta condición con dichos productos.

A propósito, gran parte de los pacientes de rosácea no conoce sus causas y piensa que aun no han sido descubiertos los factores desencadenantes, pero en verdad esto no es así.

¿Cuáles son las causas de la rosácea?

Ya hay varias teorías que sugieren que determinadas situaciones podrían ser la verdadera causa de la enfermedad.

Veámoslas a continuación:

1- La sensibilidad en exceso de los vasos sanguíneos faciales podría ocasionar la rosácea.

2- Los ácaros (Demodex Folliculorum) que viven en nuestra piel de forma natural, podrían ser los responsables por la enfermedad, pues los pacientes de rosácea los tienen en una cantidad superior a las personas sanas.

3- Antecedentes familiares de rosácea también se cuentan como posibles causas, pues se piensa que hay determinados factores genéticos que podrían ser los responsables por la enfermedad.

4- La baja acidez estomacal, con una posterior infección por la bacteria Helicobacter Pylori, podría causar la enfermedad, pues hay estadísticas que muestran que 2/3 de los pacientes de rosácea están infectados por la misma.

5- El funcionamiento inapropiado del sistema inmunológico es otra de las probables causas de la rosácea, según lo sugiere un reciente estudio de la Universidad de California.

Por supuesto que la enfermedad también puede tener otras causas, pero además hay factores de riesgo que pueden actuar como verdaderos disparadores de los brotes.

¿Es cierto que la rosácea tiene cura?

Tal como mencionamos anteriormente, la medicina occidental aun no ha encontrado una cura definitiva para este trastorno.

Parte de la comunidad médica ya asumió que la prescripción de antibióticos por vía tópica u oral puede empeorar la enfermedad en lugar de mejorarla.

Es más efectivo cortar el mal por la raíz, tratando las causas y no sólo los síntomas.

Sí, eso está claro, ¿pero cómo hacerlo?

Hay estudios que sugieren que los principales pasos para tratar la rosácea pueden ser un importante cambio nutricional y el control del estrés.

Los resultados que se han visto son notables y son pocos los pacientes que no mejoran realizando dichos cambios.

O sea, es posible controlar la enfermedad y aliviar sus síntomas teniendo algunos cuidados básicos.

14 formas de combatir la rosácea

A continuación compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a controlar la rosácea en tu propia casa. Anótalos, pues con toda seguridad te ayudarán:

1) Aliméntate de acuerdo a tu tipo metabólico

Consume alimentos que sean adecuados a tu tipo metabólico, pues ésta es una de las mejores defensas contra la rosácea.

Mientras más fortaleces tu organismo con los nutrientes que el mismo necesita, tu sistema inmunitario se irá volviendo cada vez más capaz de hacer su tarea.

2) Prueba tu alergia a los alimentos

Recuerda que algunos alimentos pueden no ser apropiados para tí y pueden comprometer tu inmunidad, desencadenando el problema.

La única forma de descubrir qué alimentos te hacen mal es anotando todo lo que comes, poniéndole una atención especial a los episodios de exacerbación de la enfermedad. 

3) Reduce el consumo de azúcar y carbohidratos simples

Intenta reducir la ingestión de ciertos alimentos tales como el pan blanco, las pastas, el arroz blanco, el maíz, las papas y principalmente el azúcar.

De ese modo, lograrás normalizar la sensibilidad a la insulina y mejorarás tu salud como un todo.

4) Elimina los alimentos procesados y las grasas trans

Si comes muchos alimentos procesados, estarás aumentando el riesgo de tener enfermedades de la piel, tales como la rosácea y el cáncer.

Usa únicamente fuentes saludables de omega 6, tales como lo son las semillas o aceites de sésamo, calabaza y girasol, entre otros.

5) Reduce el consumo de alimentos que aumentan la temperatura corporal

El exceso de alcohol, la pimienta, la comida demasiado condimentada, el café y otros platos calientes por lo general aumentan el enrojecimiento de la cara, por lo tanto deberías reducir su ingestión.

A propósito, en este artículo puedes ver más informaciones sobre las comidas que deberías evitar o por lo menos reducir su consumo.

6) Cuida tus niveles de vitamina D

Sabemos que el sol proporciona vitamina D para nuestra piel, sin embargo, la exposición exagerada a los rayos solares pueden potenciar la rosácea.

Por ese motivo, es mejor que evites exponerte en las horas peligrosas.

Por otro lado, recuerda que también puedes hacer una reposición eficaz de vitamina D por medio de suplementos nutricionales.

7) Haz ejercicios físicos

El ejercicio físico estimula nuestro sistema inmunológico y ayuda a controlar el estrés.

Sin embargo, ten mucho cuidado para no hacerlo al sol, especialmente en los días muy calurosos, pues podrías empeorar tu problema en lugar de mejorarlo.

8) No te frotes la piel

Si tienes rosácea, frotarte la piel de la cara puede empeorarla.

Es fundamental que no uses esponja para lavarte las zonas afectadas.

9) Evita los ambientes húmedos y calurosos, el estrés y el nerviosismo

Estos tres factores suelen aumentar bastante las posibilidades de tener una crisis.

la rosácea tiene cura natural

Signos de la rosácea facial

10) Ten cuidado al limpiarte la piel

Nunca uses agua caliente para lavarte, es mejor que uses agua tibia.

Emplea un limpiador suave sin fragancia y, luego de haberte lavado, sécate la piel cuidadosamente con una toalla de algodón absorvente.

11) Deja descansar la piel antes de usar un producto

Aplicarte un producto sobre la piel inmediatamente después de haberte lavado puede producirte calor e irritación.

Es recomendable que esperes por lo menos de 5 a 10 minutos para hacerlo.

12) Aplícate un protector solar diariamente

La exposición a los rayos ultravioleta del sol generalmente empeora los síntomas de la rosácea.

Aplícate un protector todas las mañanas, pero elige uno que no contenga ingredientes irritantes, tales como el alcohol o fragancias.

Además, fíjate que tenga protección UVA y UVB, con un FPS de al menos 30. 

13) Ten cuidado con los productos para la piel

Como la piel con rosácea es muy sensible, es importante que evites astringentes, tónicos y exfoliantes.

Es recomendable que evites también productos que contengan alcohol, ácidos, fragancias, eucalipto, mentol o alcanfor.

Como regla general, si un producto te causa quemazón o comezón, es mejor que dejes de usarlo.

14) Ten cuidado con los maquillajes

Evita los productos resistentes al agua o que sean muy densos, pues son más difíciles de limpiar, lo que tenderá a irritar tu piel.

Es mejor que elijas un maquillaje con siliconas, protección solar y que sea hipoalergénico.

Para finalizar, queremos recomendarte que veas en esta otra entrada el tipo de dieta que puede hacerte bien.

Bueno, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que te hayan sido útiles todas estas informaciones sobre si la rosácea tiene cura y que los consejos que te proporcionamos te sean de bastante ayuda.

Ahora ya sabes las posibles causas de la rosácea y varias formas de mejorarla, entonces, ¡ponte en acción!

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

> Un método natural para tratar la enfermedad.

Remedios naturales para la rosácea.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...
8 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *