Todo Sobre la Epilepsia: ¿Cómo Actuar Ante una Crisis?

La epilepsia es un problema neurológico causado por una actividad eléctrica cerebral anormal y temporal que conduce a una falta de coordinación de las señales neurológicas.

Dicha actividad anormal provoca lo que denominamos crisis epilépticas, que pueden ser de distintos tipos, como veremos más abajo.

Aunque muchas personas piensan que convulsión y epilepsia son sinónimos, esto no es cierto. Lo que llamamos convulsiones son las crisis tónico-clónicas, caracterizadas por la aparición de temblores, salivación excesiva y otros síntomas.

Por supuesto que algunas de las mismas tienen relación con esta enfermedad, sin embargo, existen convulsiones no epilépticas. Sigue leyendo para ver todo lo que necesitas saber: las causas, qué hacer ante una crisis y los tratamientos para la epilepsia más recomendados a día de hoy.

Los tipos de epilepsia y sus causas

La epilepsia puede tener diferentes causas, que incluyen trastornos genéticos, tumores cerebrales, traumatismo craneal, falta de oxígeno durante el parto, accidente cerebrovascular, meningitis y encefalitis herpética.

Cómo es una crisis de epilepsia

Esta condición puede afectar a personas de todas las edades y se clasifica según dos grandes ejes: topográfico y etiológico.

1. Eje topográfico

En este eje se incluyen las epilepsias generalizadas y las focales.

  • Generalizadas: son el resultado de descargas eléctricas excesivas en el cerebro que afectan simultáneamente a ambos hemisferios y suelen provocar alteraciones de la conciencia. Las manifestaciones motoras, cuando aparecen, son siempre bilaterales.
  • Focales o parciales: se producen debido a una descarga eléctrica que se limita a una zona específica del cerebro, afectando a un solo hemisferio. Su manifestación está directamente relacionada con el lugar de aparición y la velocidad de la descarga. Pueden clasificarse en simples (cuando no hay alteración de la conciencia) o complejas (cuando sí la hay).

2. Eje etiológico

En este otro eje se incluyen las epilepsias idiopáticas, sintomáticas y criptogénicas.

  • Idiopáticas: son las que se producen en ausencia de una lesión estructural subyacente.
  • Sintomáticas: se producen debido a lesiones, como la esclerosis temporal mesial y los tumores cerebrales primarios.
  • Criptogénicas: son aquellas que se presumen sintomáticas, pero que no presentan una lesión confirmada en los exámenes de imagen.

Descubre qué es epilepsia

¿Cómo actuar ante una crisis epiléptica?

Muchas personas se desesperan tras presenciar un ataque epiléptico, pero lo mejor es mantener la calma y seguir estos consejos.

– Qué se puede hacer

En primer lugar, se debe acomodar a la persona que está sufriendo un ataque para que no se golpee la cabeza contra el suelo y colocarla de costado para evitar que se asfixie con la saliva o el vómito.

Es importante retirar objetos cercanos que puedan causarle lesiones, así como también objetos personales que puedan lastimarla, como reloj y gafas.

También es recomendable aflojarle la ropa.

Luego que haya pasado la crisis, hay que hacer lo posible para mantener a la persona tranquila, ya que puede que se sienta confusa.

– Lo que NO se debe hacer

Otros puntos importantes al presenciar una crisis epiléptica se refieren a lo que no debemos hacer con la persona:

  • Nunca introducirle objetos en la boca. Debido a la fuerza de la mandíbula, esto puede causarle daños a ambas personas: al paciente y a quien está ayudándolo.
  • No sujetar sus extremidades.
  • No arrojarle agua por encima.
  • No golpearle la cara.
  • No ofrecerle ninguna bebida.
  • No darle nada para oler.

Además, es importante no administrarle medicamentos luego que haya pasado la crisis.

Consulta médica por epilepsia

El tratamiento de la epilepsia

Para diagnosticar un caso de epilepsia, en primer lugar el médico deberá analizar el historial del paciente. A propósito, es importante que vaya con un acompañante que pueda describir cómo son las crisis que presenta.

Exámenes como un electroencefalograma, una resonancia magnética o una tomografía computarizada pueden ser de mucha ayuda para elaborar un diagnóstico correcto.

Lo ideal es acudir a una consulta con un médico especialista, un neurólogo o más específicamente un epileptólogo, que estudiará el caso más fondo y determinará el inicio del tratamiento si fuera necesario.

– Medicamentos antiepilépticos

Estos fármacos son muy eficaces para prevenir y disminuir las crisis.

El uso regular de un único medicamento (monoterapia) es capaz de controlar adecuadamente las crisis en el 60% al 70% de los casos. Por supuesto que el médico valorará la necesidad de utilizar algún otro fármaco según sea la evolución del paciente.

Cabe destacar que la mayor parte de los pacientes que sigue un tratamiento medicamentoso adecuado puede llevar una vida normal.

– Cirugía cerebral

Entre un 15% y un 20% de los pacientes no logra controlar las crisis con fármacos. En estos casos, el especialista puede indicar una cirugía, mediante la cual se extirpa la región del cerebro responsable por generar las convulsiones.

– Terapia nutricional

De una manera general, se recomienda que el paciente lleve una dieta sana y que no ingiera bebidas alcohólicas.

La dieta cetogénica es la más indicada. Este enfoque nutricional, que se basa en una ingesta elevada de grasas y pocos hidratos de carbono, ayuda a controlar las convulsiones.

– Estimulación

La estimulación del cerebro o los nervios periféricos también puede ser una buena opción terapéutica en pacientes con epilepsia difícil de controlar.

Entre los procedimientos que pueden ser utilizados con buenos resultados se destacan: la estimulación del nervio vago, la neuroestimulación sensible y la estimulación cerebral profunda.

Para finalizar, también se recomienda que el paciente evite las situaciones estresantes e intente dormir bien.

Preguntas Frecuentes

- ¿Qué ocurre durante una convulsión?

Durante una crisis, el cerebro experimenta una actividad eléctrica anormal, lo que puede provocar movimientos involuntarios, pérdida de conciencia y cambios en la función sensorial.

- ¿La epilepsia puede ser hereditaria?

Existe una predisposición genética en algunos tipos de epilepsia, lo que significa que pueden transmitirse de padres a hijos. Sin embargo, no todas las formas tienen un componente hereditario.

- ¿Cuál es el tratamiento más común para controlar la epilepsia?

El tratamiento más común implica el uso de medicamentos antiepilépticos. Estos fármacos ayudan a controlar las convulsiones y reducir su frecuencia e intensidad. En casos más complejos, pueden considerarse opciones adicionales como cirugía o estimulación del nervio vago.

- ¿La epilepsia puede afectar la vida diaria de una persona?

Sí, dependiendo de la frecuencia y gravedad de las convulsiones, puede influir en actividades como conducir, ciertos trabajos o participar en deportes de alto riesgo. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, muchos pacientes llevan una vida normal y activa.

- ¿Es seguro para una persona con epilepsia tener hijos?

En la mayoría de los casos, las personas con epilepsia pueden tener hijos de forma segura. Sin embargo, es importante que consulten a su médico antes de planificar un embarazo, ya que algunos medicamentos antiepilépticos pueden tener efectos sobre el feto.

Esperamos que estas informaciones sobre la epilepsia te sean de mucha utilidad para saber como comportarte ante una crisis. Usa estos consejos, controla tus ataques y vive sin miedo.

Si te quedaron dudas, puedes dejárnoslas más abajo en los comentarios que te responderemos lo antes posible. ¡Muchísimas gracias por tu visita!

¿TE GUSTÓ? AYÚDANOS A QUE LLEGUE A MÁS PERSONAS:

OTRAS PERSONAS ESTÁN VIENDO:

SOBRE EL AUTOR:

Carlos SellerCarlos Seller
Fundador y Director de TuSaludTotal.com, Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Puedes ver su biografía pulsando aquí.
error: El contenido está protegido.