¿Qué son las VERRUGAS en el Cuello, Tórax y Axilas?

A medida que envejecemos, pueden salirnos dos especies de verrugas en el cuello, el tórax, las axilas u otras partes del cuerpo, que no son causadas por el virus VPH, sino que tienen otras causas muy distintas.

En verdad no son verrugas propiamente dichas y en términos médicos se las conoce como acrocordones y queratosis seborreicas.

Si te ha salido alguna de las mismas no debes preocuparte, pues, aunque son bastante antiestéticas, no ocasionan ningún mal para la salud. 

2 tipos de pequeñas verrugas en el cuello, axilas y otras partes del cuerpo

Conozcamos ambos tipos de verruguitas con detalle en los siguientes apartados.

1. Los acrocordones

En este vídeo, el Dr. Miguel Alejandro Botello, médico estético, nos habla sobre qué son los acrocordones  y por qué se manifiestan:

Los acrocordones o fibromas blandos son pequeñas proyecciones de la piel que en muchos casos pueden quedar colgados de la misma.

Popularmente se los conoce más como tetillas o teticas de carne, bolitas o pelotitas de carne, lunares de carne, bolitas de piel, carnecitas, carnocidades, chichitas, chinchillas, cueritos, granitos de carne, verrugas colgantes, entre tantas otras definiciones que la imaginación popular es capaz de crear.

Cada región o país tiene su propio repertorio… 🙂

Pese a que tienen un aspecto bien parecido al de las verrugas comunes, en verdad son pólipos fibroepiteliales o tumores benignos.

(Sigue más abajo…)

¡Atención! Mira esto:

Al principio un acrocordón puede aparecer como un pequeño bulto en la piel. Con el tiempo, se convierte en un pedacito de piel de color carne o ligeramente más oscuro, adherido a la superficie de la misma por un pedúnculo (tallo).

Por lo general crece sin dolor, aunque puede irritarse si se frota mucho. De hecho, puede causar dolor y sangrar por la fricción con pañuelos, collares, con la lámina de barbear o incluso con un rasguño. 

Además, si se retuerce en su tallo, se podría formar un coágulo sanguíneo dentro del mismo, lo que suele resultar bastante doloroso.

Sin Verrugas y Lunares

Es muy raro (por no decir casi imposible) que estas proyecciones se vuelvan cancerosas, no obstante, molestan bastante estéticamente.

– ¿Dónde salen los acrocordones?

Aparecen con mayor frecuencia en los pliegues cutáneos del cuello, las axilas, los párpados, el tórax, debajo de los senos o en la región genital.

En resumen, pueden salir en cualquier lugar del cuerpo donde haya pliegues o arrugas en la piel.

– ¿Por qué salen estas verruguitas?

No se sabe exactamente por qué se desarrollan, pero por lo general están relacionadas al envejecimiento, la obesidad y la diabetes.

De hecho, suelen aparecer a medida que las personas envejecen y son bastante comunes en los mayores de 60 años.

Además, a menudo se desarrollan luego de un aumento de peso acentuado o en el embarazo.

Por otra parte, ciertos estudios sugieren que la tendencia a desarrollar acrocordones podría ser hereditaria, pues se ha notado su presencia en muchos miembros de una misma familia.

– ¿Cuánto tiempo dura un fibroma blando?

En verdad se trata de un crecimiento permanente, a menos que se extirpe.

Precauciones:
Si notas que la protuberancia es demasiado firme como para ser movida fácilmente, tiene un color muy diferente al de la piel circundante, es multicolor o tiene zonas que sangran, es mejor que te hagas examinar por un médico.

Si no es muy obvio que se trata de un acrocordón, el médico podrá querer hacerte una biopsia para ayudar en el diagnóstico.

2. Las queratosis seborreicas

Las queratosis seborreicas son un tipo de crecimientos cutáneos benignos. Suelen ser antiestéticas, pero no son dañinas.

Son más conocidas como “verrugas seniles”, por los motivos que veremos más adelante, pese a que no se trata de verrugas y ni siquiera de lunares, como a simple vista podría parecernos.

La lesión inicial puede ser una mancha redonda u ovalada de color castaño oscuro, pequeña y áspera, que podría confundirse con una mancha solar.

Cabe destacar que, pese a que en su mayoría son de color castaño, en ciertos casos pueden ser amarillentas, blancas o incluso negras.

Con el tiempo, la queratosis tiende a desarrollar una superficie gruesa y verrugosa. También puede verse cerosa y tener su superficie ligeramente levantada.

Otra característica es que poco a poco se forman varias lesiones en distintas partes del cuerpo.

– ¿Dónde suelen aparecer las queratosis?

Pueden salir en muchas zonas del cuerpo, incluyendo la cara, el cuello, el pecho, el cuero cabelludo, los hombros, la espalda y el abdomen.

No salen en las plantas de los pies o en las palmas de las manos.

– ¿Qué causas tienen?

A pesar de lo que su nombre pueda indicar, las queratosis seborreicas no tienen nada que ver con la oleosidad de la piel. Se denominan así sólo por su aspecto graso.

Los principales factores de riesgo para su aparición son:

A- La edad avanzada

La afección a menudo se desarrolla en personas de mediana edad y su riesgo aumenta con el paso de los años.

B- La predisposición genética

Esta afección de la piel a menudo es hereditaria. El riesgo aumenta de acuerdo al número de familiares afectados.

C- La exposición frecuente al sol

Existe alguna evidencia de que la piel expuesta al sol es más propensa a desarrollar una queratosis seborreica.

Asimismo, también pueden aparecen en personas que se cubren la piel al salir al aire libre.

Precauciones:
En ciertos casos, la queratosis seborreica puede ser difícil de distinguir de un melanoma, un tipo muy grave de cáncer de piel.

Por ese motivo, si tu piel ha presentado algunos de los siguientes cambios, es mejor que te examine un dermatólogo:

  • una nueva lesión apareció de forma rápida e inesperada;
  • hubo un cambio en la apariencia de una lesión ya existente;
  • sólo tienes una en todo tu cuerpo;
  • tiene un color inusual (púrpura, azul o negro rojizo);
  • tiene bordes irregulares (difusos o escarpados);
  • es dolorosa, sangra o está irritada.
Verrugas del cuello, axilas y tórax

Acrocordones o verruguitas en el cuello

Consideraciones finales sobre los acrocordones y las queratosis seborreicas

Tanto los acrocordones como las queratosis seborreicas son lesiones benignas, no contagiosas y pueden tener un tratamiento médico muy sencillo.

Los tratamientos médicos más utilizados para quitarlas dependiendo de cada caso son:

  • la crioterapia (nitrógeno líquido – una especie de humo helado),
  • la electrocoagulación (electrocauterización),
  • el rayo láser,
  • la aplicación de ácido,
  • la ligadura,
  • la escisión con tijeras quirúrgicas.

¿Cómo quitar las verrugas pequeñas en casa?

Recuerda siempre que no es aconsejable tratar de eliminar estas lesiones con una lámina o tijeras, pues eso podría ocasionarte una hemorragia.

Recomendamos que te fijes en los métodos seguros que proporcionamos en este otro artículo:

Bueno, esto ha sido todo por el momento. Esperamos que estas informaciones acerca de las verruguitas en el cuello, el tórax y las axilas te hayan sido de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios o preguntas relacionadas más abajo.

Sigue conociendo más sobre las verrugas y lunares.
Si te gustó, ayúdanos a que llegue a más personas pulsando uno de los botones de aquí abajo. ¡Muchas gracias!
Cargando...

SOBRE EL AUTOR

Carlos SellerCarlos Seller

NATURÓLOGO Y NUTRICIONISTA

Fundador y Director de TuSaludTotal.com, con más de 15 años de experiencia clínica.
Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Está al tanto de las tendencias y de los nuevos desarrollos en el área de la salud y el bienestar. 
Espera ayudarte a mejorar tu salud y calidad de vida informándote acerca de las mejores opciones de tratamientos disponibles.
Puedes consultar su biografía completa aquí.
LinkedIn