Ve cómo evitar las manchas en la cara durante el embarazo

Actualizado: 29/09/2017

Sin lugar a dudas, el embarazo es uno de los momentos más importantes y apasionantes de la vida de una mujer.

Sin embargo, pese a la felicidad al acompañar la creciente barriga, los cambios hormonales sufridos pueden causar efectos estéticos indeseables.

Uno de dichos efectos es la aparición o empeoramiento de manchas marrones en la cara (melasmas), que se denominan cloasmas gravídicos durante este período.

Estas manchas suelen aparecer en la parte superior de los labios, en las mejillas y en la frente.

Las hormonas femeninas pueden ocasionar manchas

Todavía no se entiende completamente el mecanismo por el cual aparecen estas marcas ni el conjunto de hormonas implicadas.

Pero lo que sí se sabe es que participan el estrógeno y la progesterona.

Además, se desconfía de la actuación de la hormona melanotrófica, que actúa sobre la liberación de la melanina, la proteína que le da el color a la piel.

Según los especialistas, las hormonas femeninas tienen una acción directa en la pigmentación de la piel.

En el embarazo, es cuando este proceso queda bastante evidente.

Basta notar el oscurecimiento de la línea alba, aquella línea vertical en el centro del abdomen.

Alrededor del segundo trimestre de embarazo, se oscurece bastante y se convierte en la línea nigra, especialmente en las mujeres de piel más oscura.

Del mismo modo, se oscurecen también los grandes labios vaginales, la areola mamaria, la zona de la ingle, las axilaa e incluso las pecas diseminadas por el cuerpo.

Cabe destacar que en algunos casos este problema puede aparecer no sólo en el embarazo sino también mucho antes, por la acción de las hormonas presentes en las píldoras anticonceptivas.

Los rayos solares también son responsables

Aunque el problema tiene muchas causas aún desconocidas, el sol y el calor son los principales aliados de las hormonas en el proceso.

Las lesiones aparecen, reaparecen y se intensifican con la exposición a la luz solar o en ambientes calurosos.

Los cambios hormonales persisten por un período de cuatro a seis meses después del término del embarazo.

Así, la hiperpigmentación tiende a disminuir gradualmente después del parto, pero este proceso se vuelve más rápido con el uso de fotoprotección constante.

Sin embargo, debemos aclarar que esto no significa que el melasma se desvanecerá por completo en todos los casos:

Si no hay prevención, las manchas pueden no desaparecen completamente después del parto.

Con prevención, pueden aparecer más discretamente y, por lo general, tienden a desaparecer de forma gradual después del parto.

Ve ahora cómo evitar las manchas en la cara durante el embarazo

Lo mejor que puedes hacer es prevenirte de la aparición de los cloasmas gravídicos.

Esto lo puedes lograr protegiéndote por completo de los rayos solares a través del uso de bloqueadores, gorras, viseras y gafas de sol, además de evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas.

Cuanto más alto sea el factor de protección solar (FPS) mejor, pero debe ser al menos 30.

Se recomienda el uso de bloqueadores con color, semejantes a una base para maquillaje, porque son más efectivos, formando una doble barrera física contra los rayos ultravioleta.

Cómo se debe aplicar el protector solar

Recuerda siempre que aplicar el protector sólo una vez al día no garantiza ningún tipo de protección.

Lo correcto es que te laves la cara y te lo apliques luego de haberte levantado por la mañana.

Cada dos horas, lávate la cara nuevamente (o límpiala con una loción limpiadora) y vuelve a aplicarte el protector solar.

Sólo respetando la frecuencia de la aplicación cada dos horas se puede decir que hay una real protección.

Además, no es suficiente aplicarse una capa ligera: son necesarias cantidades generosas en toda la cara. La recomendación es aplicarse 2 milímetros cúbicos, a saber, una cucharita de café llena del producto.

como evitar las manchas en la cara durante el embarazo

Loción con vitamina C

Durante el embarazo, también es posible usar una loción facial que contenga vitamina C al 10%, pero es necesario que la prescriba tu médico.

Por lo general se utiliza dos veces al día, pero se debe mantener el uso del protector solar.

Después de que haya aparecido el melasma, será difícil eliminarlo para siempre, pese a que hay tratamientos que pueden mitigarlo, evitando que las manchas se intensifiquen.

Hay medicamentos que pueden ser recetados por un especialista. No obstante, como algunos de dichos medicamentos no deben ser utilizados por mujeres embarazadas, ésta es una razón más para no automedicarse.

Por eso, el único procedimiento que las mujeres embarazadas pueden y deben hacer en casa para prevenir el empeoramiento de la situación es la fotoprotección.

Bien, fue todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre cómo evitar las manchas en la cara durante el embarazo te sean de bastante utilidad.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

También puede interesarte:

Un método natural para quitar las manchas en la piel.

Las manchas en la piel debidas al hígado.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!
Loading...
10 Comentarios

Deja aquí tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *