7 Consejos para Mantener el Hígado Sano

El día de hoy conocerás algunas acciones sencillas que te ayudarán a mantener el hígado sano, un órgano vital que necesita cuidados especiales para no sobrecargarse demasiado.

De hecho, el hígado desempeña funciones fundamentales para la salud y contribuye al funcionamiento de todo nuestro sistema. Todo lo que ingerimos, tras el proceso de digestión, pasa automáticamente por el mismo, ya que es el principal encargado de filtrar y metabolizar las toxinas.

Así, los malos hábitos alimenticios y el consumo excesivo de alcohol pueden ser los principales factores de riesgo para la degradación de la salud hepática, aparte de enfermedades que pueden surgir de forma hereditaria o a través de inflamaciones y virus.

Afortunadamente, es posible mantener este órgano funcionado en excelentes condiciones. Sigue leyendo para conocer más sobre este asunto tan fundamental para tu salud. 

7 tips efectivos para mantener el hígado sano

Debido a las diversas funciones vitales que este órgano promueve en el cuerpo, mantener su buen funcionamiento es algo fundamental para nuestra salud.

Descubre cómo mantener el hígado sano

Para ello, estos sencillos consejos te serán de mucha ayuda.

1. Dieta con bajo índice glucémico

La dieta es un factor que guarda total relación con el mantenimiento de la salud hepática, ayudando incluso a prevenir la aparición de ciertas afecciones.


Relacionadas

Elegir una dieta rica en nutrientes, tales como vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes, es esencial para tener un hígado saludable.

Al ser este el principal órgano implicado en la desintoxicación de nuestro cuerpo, es necesario ingerir alimentos que ayuden en sus funciones relacionadas al proceso de metabolización de toxinas, evitando la sobrecarga.

Con una dieta de bajo índice glucémico es posible evitar la resistencia a la insulina y la posibilidad de desarrollar esteatosis hepática.

2. Control del peso

Mantener un peso saludable puede beneficiar al estado de salud del hígado.

De hecho, para las personas con sobrepeso, perder entre un 6 y un 10% del peso corporal puede proporcionar buenos resultados, ayudando a reducir el exceso de grasa en el hígado y favoreciendo una mejora de las enfermedades hepáticas.

Sin embargo, es esencial estar supervisado y guiado por un profesional para lograr este objetivo de forma segura y saludable.

Buena hidratación para un hígado sano

3. Hidratación adecuada

Cuando el hígado realiza el proceso de filtración, las toxinas son liberadas para ser excretadas del organismo.

El consumo adecuado de agua ayuda en este proceso, favoreciendo la eliminación de las toxinas a través de la orina, algo fundamental para mantener un hígado sano.

4. Reducción de toxinas

Debido a la importante acción del hígado en el metabolismo de las toxinas, una de las alternativas para mantenerlo sano es evitar la exposición a sustancias tóxicas.

Algunas alternativas que pueden ayudar son:

  • Escoger alimentos ecológicos.
  • Consumir agua filtrada.
  • Evitar el uso de sartenes con superficie antiadherente.
  • Utilizar cosméticos sin carga tóxica.

Haz ejercicios para mantener el hígado sano

5. Actividad física

A través de la práctica de ejercicios, especialmente los aeróbicos, se produce la quema de grasa, lo que puede ayudar a eliminar o prevenir el exceso de la misma en el hígado, mejorando las condiciones de salud relacionadas con esta condición.

Además, a través del fortalecimiento muscular que la actividad física proporciona, es posible reducir los niveles de insulina, que también es un factor importante para estimular la quema de depósitos de grasa, evitando su acumulación excesiva.

Es también a través de la actividad física que se hace posible inducir cambios en el metabolismo del hígado, reduciendo los niveles de triglicéridos y colesterol LDL (malo), y aumentando consecuentemente los niveles de colesterol HDL (bueno).

6. Activos que ayudan a la salud hepática

Existen algunos principios activos de uso oral que pueden ayudar en la prevención o el tratamiento de afecciones relacionadas con la salud hepática. Estos son los principales:

  • Silimarina: es el fitoterápico que más se ha investigado por su importante acción antioxidante, ayudando a preservar el hígado frente a posibles sustancias tóxicas que puedan afectar a su salud.
  • Regaliz: tiene acción antiinflamatoria que puede ayudar a reducir la intensidad de los cuadros de hepatitis.
  • Curcumina: también tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la replicación viral, presentando acción hepatoprotectora.
  • Fosfatidilcolina: formada por un grupo de ácido graso, fosfato y colina, este activo ayuda a la recuperación de los hepatocitos cuando son dañados por la exposición al alcohol, reforzando la función protectora del hígado.

Nuestros tips para mantener el hígado saludable

7. Protocolos inyectables

Estos protocolos se llevan a cabo mediante procedimientos intravenosos o intramusculares con principios activos que ayudan a la función hepática en su conjunto, colaborando en la filtración de toxinas, en los procesos metabólicos y en los tratamientos de cuadros infecciosos e inflamatorios.

Estos son los activos más utilizados:

  • Ácido lipoico: tiene acción antioxidante en las células parenquimatosas del hígado, responsables de la metabolización.
  • Colina: puede actuar en el tratamiento coadyuvante de la hepatitis, en la prevención de los efectos del alcohol y en la activación de la secreción de VLDL, evitando la acumulación de grasa en el hígado.
  • Vitaminas del complejo B: contribuyen a la activación de enzimas importantes para la salud del hígado y los procesos metabólicos.
  • Inositol: puede ayudar a reducir los niveles de colesterol.
  • L-arginina: ayuda a metabolizar el alcohol.
  • L-glicina: puede ayudar a prevenir la acumulación de grasa en el hígado.
  • L-glutatión: importante para la metabolización de sustancias en el hígado, especialmente el alcohol.
  • L-metionina: importante para la producción de glutatión, que actúa neutralizando toxinas y evitando la acumulación de grasa.
  • L-taurina: importante para el adecuado funcionamiento de las células hepáticas, debido al aumento del metabolismo energético.
  • Magnesio: puede actuar aumentando la vasodilatación, debido a su acción desintoxicante en el hígado.
  • MSM: ayuda en la mejora de las lesiones hepáticas agudas.
  • Pool de aminoácidos: actúan como cofactores en la metabolización del alcohol y el acetaldehído.
  • S-adenosilmetionina (SAMe): actúa protegiendo el hígado y reduciendo posibles daños en la región.
  • Selenio: ayuda a mejorar la función hepática.
  • Vitamina C: importante antioxidante que actúa reduciendo el riesgo de infecciones, ayudando a equilibrar el síndrome metabólico, favoreciendo la producción de vitamina E y promoviendo la mejora de todas las funciones hepáticas.
  • Zinc: favorece la acción de las enzimas necesarias para limpiar el hígado, evitando su sobrecarga.

Preguntas Frecuentes

- ¿Qué alimentos pueden ser beneficiosos para el hígado?

Algunos alimentos que son buenos para mantener el hígado sano son aquellos ricos en antioxidantes, como frutas y verduras de colores brillantes, así como alimentos ricos en fibra, como granos enteros y legumbres.

- ¿Cómo puedo prevenir enfermedades hepáticas?

Es importante seguir un estilo de vida saludable. Esto abarca la práctica constante de actividad física, la adopción de una alimentación saludable, restringir el consumo de bebidas alcohólicas y no fumar. También es importante tomar medidas para evitar la hepatitis B y C, como vacunarse y tomar precauciones para evitar la exposición a la sangre infectada.

- ¿Qué signos tiene una enfermedad hepática?

Los síntomas pueden incluir fatiga, pérdida de apetito, dolor abdominal, ictericia (color amarillento en la piel y los ojos), náuseas y vómitos, y oscurecimiento de la orina.

- ¿De qué manera puedo determinar si mi hígado está operando adecuadamente?

Si tienes antecedentes familiares o si has estado expuesto(a) a factores de riesgo, puede ser una buena idea hacerte pruebas de detección de enfermedades hepáticas. Estas pruebas pueden incluir análisis de sangre para medir los niveles de enzimas hepáticas y ultrasonidos para examinar la estructura del hígado.

- ¿Cuáles actividades físicas son beneficiosas para la salud hepática?

Cualquier tipo de ejercicio regular puede ayudar a reducir la acumulación de grasa en el hígado, mejorar la circulación sanguínea y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades hepáticas. Se recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días de la semana, tales como caminar, nadar o hacer yoga.

Muy bien, por hoy ha sido todo. Te agradecemos mucho por tu visita y de verdad esperamos que estos consejos para mantener el hígado sano te sean de bastante utilidad. Si te quedaron dudas, por favor háznoslo saber más abajo en los comentarios.

¿TE GUSTÓ? AYÚDANOS A QUE LLEGUE A MÁS PERSONAS:

OTRAS PERSONAS ESTÁN VIENDO:

SOBRE EL AUTOR:

Carlos SellerCarlos Seller
Fundador y Director de TuSaludTotal.com, Licenciado en Nutrición Humana, Dietética y Naturología.
Puedes ver su biografía pulsando aquí.
error: El contenido está protegido.